Un afortunado labrador fue rescatado por la Guardia Costera estadounidense luego de que el animalito cayera en un lago congelado de Michigan.

La prensa de Grand Rapids reportó que los rescatistas de la Guardia Costera de la estación Frankfort vieron al perro ir hacia el agua la mañana del martes, entre los lagos Betsie y Michigan.

Rápida acción

Los guardias rápidamente se pusieron los trajes de hielo y fueron tras el perro, que en ese momento estaba luchando por mantenerse a flote.

Uno de los rescatistas tomó al perro y abriéndose paso entre el hielo lograron llegar a una cuerda que los ayudó a salir. El guardia dijo que el perro estaba “bastante impactado” por lo que le había pasado.

El perro fue llevado a la Liga de Bienestar Animal del Condado de Benzie para que se recuperara. Como el can no tenía collar lo apodaron Betsie Bay, pero al poco tiempo apareció la dueña, quien se lo llevó de regreso a casa en buen estado de salud.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx, Agencias