La Real Sociedad Canina de España pidió este jueves a los tutores de perros y demás animales de compañía que no les pongan mascarillas para protegerlos del coronavirus. En un comunicado, ha señalado que “a día de hoy no existen evidencias científicas” de que las mascotas puedan padecer o transmitir el virus y ponerles mascarillas “no tiene ningún beneficio” para los animales, al contrario pues “sólo se consigue estresarlos”.

Igualmente, pide que tampoco se les practiquen test para saber si están enfermos. No obstante, la entidad resalta que este hecho no exime de lavarse las manos después de tocarles y no frotarse los ojos o la nariz; se debe hacer lo mismo antes de darles su comida.

Medidas especiales

En cuanto a las personas que han dado positivo por Covid-19, los veterinarios recomiendan que dejen sus perros al cuidado de otra persona que esté sana: este cuidador temporal deberá tomar también una serie de precauciones, como tener comederos y bebederos nuevos para la mascota y no llevar los de su casa pues pueden estar infectados.

En cuanto a la correa o demás material relacionado con la mascota, conviene lavarlos y desinfectarlos o emplear otros nuevos y desechar los que han estado en contacto con el tutor enfermo. “Por lo demás, la vida con la mascota será absolutamente normal, ya que estas no son portadoras del Covid-19”, han remarcado.

En caso de que no haya otra opción que mantener al animal en casa porque nadie puede hacerse cargo de él, los veterinarios recomiendan tomar con ellos las mismas precauciones que con las personas. En este sentido, hay que evitar el contacto estrecho, en la medida de lo posible, llevar puesta la mascarilla en su presencia y lavarse con “mucha frecuencia” las manos. Si hay que llevar el perro al veterinario, conviene llamarle antes para informarle de la situación y que este especialista decida cómo se debe proceder.

No hay riesgo de contagio de Covid-19 para ellos

Según los veterinarios, “con los datos científicos de que se dispone actualmente, no hay ninguna evidencia de que los animales domésticos puedan desarrollar la enfermedad, ni siquiera que puedan infectarse con el virus”. “Los perros y los gatos pueden sufrir enfermedades producidas por otros tipos de coronavirus, y estos no afectan al ser humano”, ha puntualizado el COVB.

Los especialistas en sanidad animal han explicado que el coronavirus felino y el que afecta a los perros son genéticamente diferentes al coronavirus (SARS-CoV-2) causante de la COVID-19, porque los primeros pertenecen al grupo de los alfa-coronavirus mientras que este último es un beta-coronavirus, “por lo que se trata de virus completamente diferentes a nivel genético”.

“Tampoco hay evidencia de que el coronavirus causante del COVID-19 pueda infectar a los animales de compañía y tampoco que estos la puedan transmitir a personas ni a otros animales”, afirman los veterinarios. “En todo caso -puntualizan-, los animales pueden funcionar como portadores pasivos de partículas virales (en su piel, en la nariz etc.), es decir, se podría dar el caso de que una mascota esté expuesta al virus de una persona que sufra COVID-19 y esté excretando el virus”.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.