Representantes del Programa de Diversidad Biológica del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea) Zulia, Instituto Nacional de Parques (Inparques), SATOT (Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial) y Zoológico Metropolitano del Zulia, rescataron un cachorro macho de tigrillo, (Leopardus wiedii) de aproximadamente dos meses de nacido.

El animal fue localizado en la vía de la carretera del sector Tomoporo de Agua, correspondiente a San Isidro del municipio Baralt por un habitante de la zona. Fue sometido a una evaluación por un médico veterinario y luego de hacer algunas preguntas a una de las personas que lo tenía al cuido sobre su alimentación, manifestó que el animalito consumía arroz y harina de maíz.

 photo IMG_20160225_125628.jpg 3.jpg

El veterinario informó que esta dieta no era la apropiada y el tigrillo estaba fuera de su peso ideal, por lo tanto debía ser trasladado al sitio indicado para sus pertinentes cuidados.

Los servidores públicos luego de agradecer en nombre de las instituciones actuantes el gesto de la entrega voluntaria y los cuidados ofrecidos al cachorro, la comisión hizo entrega del mismo a las autoridades del Zoológico Metropolitano del Zulia, donde tendrá la atención del equipo de veterinarios y una alimentación balanceada que le permita un mejor desarrollo.

Es importante mencionar, que estos felinos se caracterizan por tener una longitud del cuerpo que varía entre 46 y 79 cm, siendo de menor tamaño que el cunaguaro (Leopardus pardalis). Su cuerpo se define casi tan largo como su cola, cuya longitud varía entre 33 y 51 cm. Pesa alrededor de 4 kilogramos (kgs) aunque alcanza hasta 6 (kgs) La coloración dorsal de su pelaje es de parda amarillenta a parda grisácea.

 photo IMG_20160225_125618.jpg 2.jpg

Igualmente, La cabeza es similar al dorso, su rostro tiene manchas blancas alrededor de los ojos, y el vientre es blanco con manchas negras. Para esta especie no han sido registrados individuos melánicos (pigmentación negra muy desarrollada).

Su habilidad de rotar los tobillos le da una excepcional destreza para trepar, a tal punto que puede descender cabeza abajo como una ardilla. De hábitos nocturnos y solitarios, su dieta está compuesta de una gran variedad de presas, incluyendo vertebrados tanto arborícolas como terrestres.

Fuente: Yelitza Peña/ Prensa Ecosocialismo y Aguas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.