El Gobierno venezolano, a través del Plan Caura, ha recuperado 40 mil hectáreas en las cuales se ejecutaba la minería ilegal alrededor de las cuencas de los ríos Caura y Caroní, en el estado Bolívar, lo cual ha repercutido de manera positiva en el saneamiento del principal embalse hidroeléctrico del país (El Guri).

Así lo señaló este lunes el comandante Estratégico Operacional (CEO), Henry Rangel Silva, quien indicó que además se logró sacar a más de 15 mil mineros ilegales que vivían en condiciones deplorables.

Aguas más límpias

“Logramos devolver el color natural a las aguas de los ríos Caura y Coroní, los cuales ya arrastraban grandes cantidades de sedimentos, que contribuían a que el embalse de El Guri llegara al nivel más alto de sedimentación. Muchos de estos ríos eran desviados para la actividad minera, lo cual disminuía su caudal”, explicó.

Rangel Silva resaltó que el Gobierno Nacional ha desarrollado una serie de políticas, desde finales de 2009, encaminadas a erradicar esa amenaza latente contra la soberanía nacional y contra el ambiente que constituyen las mafias mineras, que sólo buscan obtener el oro y sacarlo del país y destacó que el próximo paso del Gobierno será fomentar una minería sustentable, por parte del Estado venezolano, que genere en la economía venezolana un beneficio real.

Fuente: AVN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.