[dropcap]L[/dropcap]os diversos movimientos sociales que asisten a la reunión preparatoria (PreCop) social de Cambio Climático que se desarrolla en Nueva Esparta, plantearon realizar un referéndum mundial para consultar sobre el uso de fuentes de energía no renovable.

En la mesa Participación social en la toma de decisiones, del foro Buen Vivir ante el Cambio Climático, se discutió la propuesta de referéndum que también incluye consultar sobre la participación de los movimientos populares en la discusiones gubernamentales sobre el cambio climático.

 photo precop8.jpg

Consulta necesaria

La propuesta, surgida en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, celebrada en Cochabamba, Bolivia, en 2010, fue replanteada en la PreCop por la representante de la Fundación Ecológica (Venezuela), Inés Peña.

[quote]»La propuesta consiste en realizar un plebiscito o consulta popular sobre el cambio climático, en el cual todos seamos consultados, y que sea fruto de un proceso de preparación que asegure su desarrollo exitoso», explicó. Martín Drago (Uruguay), de la Organización Amigos de la Tierra, y Javier Rivera (El Salvador), de la Campaña Mesoamericana de Justicia Climática, moderaron por su parte la mesa de Acción directa, donde también surgieron propuestas muy concretas.[/quote]

Educación para la transformación, ecohidrología, energías renovables por las comunidades, métodos de resistencia, participación de las comunidades en la administración de la energía y derechos de los pueblos indígenas fueron algunos de los puntos tratados en esta mesa.

 photo precop4.jpg

Desarrollo alternativo

Finalmente, Gerry Arrances, del panel de cambio climático de Filipinas, subrayó que en todos los debates se ha coincidido en «traer el bienestar del pueblo al centro de la discusión». El experto identificó dos ejes de la discusión: la eliminación definitiva de los combustibles fósiles y las prácticas que los incluyen, y por otra parte, exigir a los gobiernos del sur el impulso de energías limpias, sin comprometer las posibilidades de desarrollo.

«Nuestro derecho a desarrollarnos no puede ser un derecho a contaminar», sostuvo Arrances.

«Deseamos alcanzar una sociedad con estilo de vida alternativo basada en los principios de paz y convivencia armoniosa con la naturaleza, los pobres, grupos minoritarios y pueblos vulnerables», propusieron los asistentes. Desde el inicio de la reunión internacional, el 15 de julio, los movimientos sociales abordaron e hicieron propuestas con base en diversos temas para contrarrestar el cambio climático.

 photo precop10.jpg

«Desastre climático»

El coordinador regional de Misión Nevado, Olivier Monagas, refirió que uno de los aspectos fundamentales que deben manejarse en el aspecto ambiental es el de los conceptos, pues es insuficiente hablar de «cambio» climático. «Estamos proponiendo que se le llame desastre climático, porque implica una diferencia de concepto y filosofía para abordar el tema con mayor humanidad», señaló este jueves en el Hotel Venetur, donde se lleva a cabo la PreCop.

[quote]Indicó que el tráfico y comercio de contaminantes en todo el mundo debe ser controlado. «Cuando un país poderoso tiene el nivel económico para comprarle a un país pobre su porcentaje de emisión de contaminantes se produce un desbalance y es precisamente este hecho lo que ha convertido en un ente poco funcional el Protocolo de Kioto», explicó.[/quote]

 photo precop5.jpg

El Protocolo de Kioto es un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global como dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), entre otros. El instrumento forma parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y nunca ha sido ratificado por Estados Unidos, el mayor emisor de gases de invernadero.

El coordinador regional de Misión Nevado enfatizó que los movimientos sociales exigen mayor presencia en escenarios como la ONU para evidenciar las realidades antes mencionadas. «Desde la región insular estamos impulsando la propuestas de que los movimientos sociales tengan mayor presencia dentro de la ONU porque es vital demostrar que los pueblos somos quienes vivimos y padecemos los efectos más perniciosos del desastre climático y los gobiernos tienen que comenzar a entenderlo», expresó.

Fuente: AVN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.