Ante la llegada de la navidad y con ello la elaboración de los pesebres, el director de la Oficina Nacional de Diversidad Biológica, Jesús Manzanilla, instó a los venezolanos a utilizar múltiples alternativas de musgo artificial como resina, madera, aserrín, cartón, papel usado, recortes de telas y saco, para la decoración de estos elementos tradicionales, en lugar del musgo natural.

Manzanilla explicó que el musgo, también conocido como barba de palo o liquen, ubicado en los bosques nublados que se encuentran en la región andina, en la cordillera de la costa, en los sistemas montañosos de Lara-Falcón y en el oriente en el país, contribuyen al balance en el ciclo del agua, brindan condiciones de humedad para la retención de nutrientes en los suelos, impiden la erosión y permiten el establecimiento de plántulas.

Venta sancionada

Resaltó que esta especie vegetal está protegida mediante la Resolución N° 00052, publicada en Gaceta Oficial Nº 38.963, de fecha 30 de junio de 2008, y que su extracción, transporte, comercialización y venta serán sancionados de conformidad con lo establecido en las leyes que rigen la materia ambiental.

Este control se lleva a cabo a través de la Oficina Nacional de Diversidad Biológica, la Unidad de Control y Prevención de Tráfico de Ilícitos de Especies y las direcciones estadales del Ministerio del Ambiente, junto con la Guardia Nacional Bolivariana y el Ministerio Público.

La compra/venta de musgo está prohibida desde 2008

“Las instituciones públicas y privadas deben dar el ejemplo, entender que es ilegal este comercio y que no debe colocarse en los pesebres”, dijo, y reiteró el llamado a la población a tomar conciencia y responsabilidad y no comprar esta especie vegetal.

Fuente: AVN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.