Jerarquía de objetivos en la gestión integral de residuos
Es necesario considerar la administración, la planificación, la ordenación y el manejo de los residuos y desechos sólidos en un municipio o región geográfica, atendiendo a criterios de integralidad, sistémicos y holísticos.

Quien produce o consume bienes o servicios, por condición termodinámica generará residuos, desechos o desperdicios. Esa generación es la base del ciclo de vida de la basura. Por supuesto que, considerando la ecoeficiencia y la producción más limpia, y por razón ecológica y económica, la basura y los desperdicios deben ser prevenidos y evitados. Esto para reducir la generación y la huella ecológica que provocará.

[box_dark]La recogida, el traslado y la transportación de los residuos y desechos generados, desde el lugar de producción hasta el sitio de disposición final, también debe ser racionalizada, tanto por sus costos como por sus impactos sanitarios y ambientales. Habiéndose reducido la generación quedaría menos para ser recogido, trasladado o transportado.[/box_dark]

Es posible y necesario reciclar y reutilizar objetos, materiales y substancias descartadas antes, durante y después de la recolección, transferencia y disposición temporal o final. Hacerlo en el origen, cuando aún no han sido entremezclados o convertidos en basura, permitiría su valorización, aprovechamiento y reinserción en un nuevo ciclo económico, con la consiguiente generación de empleo e ingresos. Bastante menos quedaría destinado a tratamiento biológico, químico o físico en vertederos y rellenos sanitarios.

El tratar los residuos y desechos, siendo cada vez menor la cantidad y la toxicidad de los que llegaran a los sistemas de saneamiento, podría realizarse entonces de manera ambiental y sanitariamente segura. Estaríamos maximizando la conservación y la protección del ambiente y la naturaleza.

La porción que restaría para eliminar o disponer finalmente en vertederos y rellenos sanitarios tendería a ser cero; lo que se conoce como el concepto de basura cero. Se maximizaría el tiempo de vida útil de las infraestructuras de manejo de desperdicios.

[box_light]Desarrollar y cerrar este ciclo facilitaría restaurar para la ciudad los lugares inicialmente ocupados para manejar la basura. Al no contener enterrados grandes cantidades de sustancias tóxicas y peligrosas, como gas metano, pueden ser objeto de clausura segura y posterior reforestación para áreas paisajísticas y de recreación urbana o rural.[/box_light]

Leer adecuadamente la guía ecológica de las eres de la gestión y manejo integral de los residuos y desechos sólidos es atenerse al orden siguiente: Antes que restaurar espacios ocupados por basurales, reciclar los residuos que se botan y desperdician en ellos; antes que reciclar los residuos, reusarlos y reutilizarlos al máximo posible; antes que reusar y reutilizar los residuos y desechos sólidos, prevenirlos, evitarlos y reducirlos para preservar la salud pública y conservar saludable el ambiente.

Reducir la producción de basura por razones de salud

La Agenda 21 de la Carta de la Tierra de Naciones Unidas, orienta a apoyarse en la jerarquía de objetivos y centrarse en las cuatro principales áreas de programas relacionadas con los residuos y desechos, a saber: a) Reducción al mínimo de los desechos; b) Aumento al máximo de la reutilización y el reciclado ecológicamente racionales de los desechos; c) Promoción de la eliminación y el tratamiento ecológicamente racional de los desechos; d) Ampliación del alcance de los servicios que se ocupan de los desechos.

Seguir este lineamiento nos protege de las consecuencias nefastas de desastres por un manejo inadecuado y una disposición inapropiada de los residuos y desechos sólidos en ciudades y pueblos.

No minimizar los basurales y vertederos, y no maximizar el reciclaje de residuos es, qué duda cabe, hacer proliferar los vectores biológicos, bacterias, virus, alimañas, causantes de al menos 44 enfermedades capaces de convertirse en epidemias o pandemias.

La lógica de las 3R: Reducir-Reutilizar-Reciclar

La lógica de las 3R´s del buen manejo de los residuos y desechos sólidos en ciudades y pueblos, antes de que entremezclados éstos se tornen en basura, inmundicia y enfermedad, nos la impone la realidad ambiental, económica y social del país: Los residuos conforman un mercado de subproductos, materiales y combustibles que, quien los posee, debe recogerlos para su compra y venta.

Recogidos, separados, clasificados y bien presentados, los residuos en origen son comercializables para recolectarlos por los negocios ambientales intermediarios para ser almacenados, acopiados y transportados hasta el punto de reutilización, reciclaje, compostaje o incineración.

[box_light]Una vez recolectados, aseados, compactados, flejados o acondicionados como subproductos, quedan listos para reciclarlos o reaprovecharlos por las industrias transformadoras del papel y el cartón, el vidrio, el plástico, las fundiciones de metales ferrosos y no ferrosos, las aceiteras y cementeras, entre otras muchas, que tratándolos como insumos o materia prima industrial lo manufacturan como nuevos bienes, productos o servicios.[/box_light]

Se cierra el ciclo económico de esos recursos que, remanufacturados, dentro del país o fuera de él, quedan listos para reinsertarlos en el flujo económico mundial, regional, nacional o local. Son las eres de la basura que no es basura: Recoger,

Recolectar, Reciclar y Recomprar

Se desvían así del basural importantes recursos naturales, se evita la contaminación y se mitiga el cambio climático, se promueven empleos e ingresos, se contribuye a erradicar la pobreza extrema y el hambre, se propicia la felicidad humana, el bienestar general de las personas y se consolidan los derechos humanos propios de la democracia y la libertad. Una legítima manera de aspirar y procurarnos la única revolución necesaria: La Revolución Ambiental.

http://www.circuloambiental.net

Fuente: Prof. Hernán Papaterra / Redacción Círculo Ambiental

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.