[dropcap]D[/dropcap]urante gobiernos pasados el modelo de desarrollo económico forestal en el país era netamente capitalista, consideraban a los bosques naturales como una fuente generadora de dinero, sin importar las consecuencias y el desequilibrio ecológico que esto traería.

Antes que iniciara el proceso revolucionario, dirigido en aquel entonces por el Comandante Hugo Chávez Frías, el otorgamiento de concesiones forestales a privados era algo común, permitiéndoles sobreexplotar las especies maderables de alto valor comercial por períodos de 20 y hasta 30 años.

 photo madera1.jpg

Para contrarrestar la situación que se vivió con las reservas de madera del país, el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (MPPA), creó la Empresa Nacional Forestal, cuya función es promover con principios socialistas y de sustentabilidad la participación directa de comunidades y demás organizaciones sociales en la producción, procesamiento y comercialización de los bienes derivados del bosque.

Además, la Empresa Nacional Forestal, busca despertar en la sociedad el interés por los bosques, y así favorecer el equilibrio ecológico y la recuperación de espacios naturales que han sido afectados por los modelos de desarrollo que hasta ahora han existido.

arbol

Asociación con empresas de producción social

Una de las formas para luchar contra el comercio ilícito de la madera y generar empleos directos e indirectos a los carpinteros comunitarios, fue incorporarlos en las denominadas Empresas de Propiedad Social, las cuales reciben el recurso maderero de forma legal por parte del Estado y a bajos costos.

Con este método de transferencia de materia prima a las empresas sociales, se logró por primera vez en la historia de Venezuela que los carpinteros reciban madera legalmente, ya que siempre recurrían a extraer la madera de forma ilícita.

Además, incrementan la producción nacional, debido a que empezarán a producir artículos que contribuyan al acondicionamiento de diversas edificaciones.

 photo ENF1.jpg

Convenio con la Gran Misión Vivienda Venezuela

Con la creación de la primera y única Empresa de Propiedad Social de carpinteros Imataca Cuyuní, fundada en el mes de septiembre de 2013 y constituida por 20 carpinteros, se contribuirá a la construcción de puertas de madera para las casas y apartamentos de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

En una primera etapa, la EPS Imataca Cuyuní estará produciendo 500 puertas mensuales que serán destinadas a la GMVV. Mientras que durante la segunda fase, que arrancará el próximo mes de noviembre cuando se conforme la nueva EPS de Carpinteros de Upata, se duplicará la producción llegando a mil puertas por mes.

 photo madera2.jpg

El tronco de especies tropicales como: Mureillo (Erisma uncinatum), Pardillo (Cordia alliodora) y el Caro-Caro (Enterolobium cyclocarpum), son las que se están utilizando para la fabricación de dichas puertas y son vendidas por el Estado a empresas sociales a precios que oscilan entre los 4.500 y 6.500 bolívares por metro cúbico. Mientras que en el mercado privado se vende la madera a precios que llegan hasta los 12.000 bolívares por metro cúbico, es decir, casi un 60% más costosas que las que provienen por parte de la Empresa Nacional Forestal.

Estas medidas contribuyen a fortalecer la producción nacional, debido a que el 80% de las puertas que actualmente se instalan en los hogares de la GMVV provienen de China. Además, por cada árbol que se extrae para uso comercial, la Empresa Nacional Forestal planta entre 8 y 10 individuos que provienen de unas reservas de 250 mil plantas que mantienen en un vivero.

Con estas acciones se contribuye con el Quinto Objetivo Histórico del Plan de la Patria, en el que se plantea la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana, además de crear una relación armónica entre el hombre y los recursos naturales.

Fuente: César Colmenares, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.