Contribuir a la articulación del aparato productivo nacional y el sector científico-tecnológico para mejorar la calidad de vida de la población de forma sustentable y oportuna ha sido, durante este siglo, la encomienda más apremiante del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) que el pasado 9 de febrero conmemoró 55 años de fundado.

“La ciencia y la tecnología deben convertirse en herramientas de transformación con una clara orientación hacia la resolución de problemas fundamentales del país, de la mano con la preservación de nuestro ambiente y la biodiversidad” sostuvo el director del Ivic, Eloy Sira Galíndez. De acuerdo con Sira, en los próximos 20 años la conexión entre los espacios donde se generan conocimientos y el sistema económico debería ser más eficiente, “desde lo básico hasta lo práctico; de lo contrario, el país seguirá apuntando hacia la dependencia tecnológica” dijo.

 photo ElIviceselcentrodeinvestigacio3010nma3010santiguodelpai3010sFotoCortesi3010aIVIC.jpg

[quote]En ese sentido, el emprendimiento, es decir, la capacidad del ser humano para asumir retos y superarlos, es esencial. “Por supuesto, no podemos hacerlo solos. Tenemos que integrarnos con los países América Latina, de allí la importancia de los mecanismos de integración regional como el Mercosur, Unasur, Alba y la Celac. Separados no lograremos revertir la situación actual” explicó Sira.[/quote]

Asimismo, aseguró que en estos 55 años el Ivic ha cambiado. “Ha entendido que los saberes pueden generarse desde cualquier lugar de la sociedad; comprende que esos saberes -bien sean de tecnólogos populares o pueblos indígenas- no son exclusivos de los centros académicos. El Ivic ha sufrido una transformación, ahora su visión es más amplia y menos prejuiciosa, reconociendo que el conocimiento es un constructo colectivo” precisó.

 photo ElIviccumple55an3030osdefundadoFotoCortesi3010aIVIC.jpg

Sus inicios como Ivnic

El Ivic nació el 9 de febrero de 1959 como sustituto del Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (Ivnic), fundado el 29 de abril de 1954 y dirigido por Humberto Fernández-Morán.

Tras el derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez se inició en el país un período de revisión de las obras de gobierno, entre ellas el Ivnic. El Ministerio de Sanidad y Asistencia Social designó una comisión asesora que propuso la reestructuración organizativa del instituto a fin de ampliar su radio de acción. El Ivnic, desde sus comienzos, se dedicó a la investigación del sistema nervioso normal y patológico a través del entrenamiento, consulta, diagnóstico y aplicación de disciplinas como Neurología, Electroencefalografía, Neuropsiquiatría, Neuropatología, Neurocirugía, Psicocirugía, Neuroradiología, Neurofisiología, entre otras.

El instituto ha dirigido sus esfuerzos en desarrollar investigaciones básicas, orientadas y aplicadas en diversas campos del saber, formando el talento humano altamente especializado y ofreciendo numerosos servicios de calidad a usuarios particulares y a instituciones públicas y privadas en las áreas de médico-salud, industrial, química y ambiente.

 photo EloySiradirectordelIVICFotoCortesi3010aIVIC.jpg

Actualmente, está conformado por 22 centros de investigación, incluyendo el Centro Internacional de Ecología Tropical, el Centro Latinoamericano de Ciencias Biológicas (ambos instaurados en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco) y el Centro Latinoamericano de Criomicroscopía Electrónica (Clafcme). Asimismo, cuenta con 3 departamentos, 14 unidades de apoyo y 25 oficinas administrativas.

Entre sus productos exitosos de impacto nacional se encuentran la Planta de Irradiación de Rayos Gamma (Pegamma), única de su tipo en Venezuela que esteriliza diversos productos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos, cosméticos y alimenticios; y la Unidad de Estudios Genéticos y Forenses, donde se realizan pruebas de parentesco biológico, estudios de secuenciación del ácido desoxirribonucleico (ADN) y pruebas de identificación genética forense.

También en sus instalaciones funcionan la Biblioteca Marcel Roche, designada por la Unesco como Biblioteca Regional para América Latina y El Caribe debido al tamaño de su colección y a los servicios que presta; y la empresa estatal Quimbiotec, encargada de elaborar y distribuir derivados de la sangre y otros productos químicos y biológicos.

La misión estuvo integrada por 4 técnicos de la Armada. Foto Cortesía IVIC

La coordinación académica de los cursos de posgrados impartidos por la institución es responsabilidad del Centro de Estudios Avanzados (CEA). En la actualidad, el CEA se ofrece maestría y doctorado en Antropología, Biología de la Reproducción Humana, Bioquímica, Ecología, Estudios Sociales de la Ciencia, Física, Física Médica, Fisiología y Biofísica, Genética Humana, Inmunología, Matemáticas, Microbiología, Modelos Aleatorios y Química. De igual forma, el CEA permite la estancia de estudiantes de pregrado como asistentes, tesistas, visitantes y en entrenamiento, así como la permanencia de alumnos de bachillerato en calidad de pasantes.

Hoy en día, el Ivic es un organismo adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación. Su sede principal está ubicada en el sector Altos de Pipe, en el km 11 de la Carretera Panamericana del estado Miranda y cuenta, además, con dos centros regionales en Zulia y Mérida, además de una estación científica en la comunidad de Higuerote.

Fuente: Vanessa Ortiz Piñango / Prensa IVIC, [email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.