Desde el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (MinEA), la Gerencia de Meteorología, a través de la Coordinación de Estudios e Investigación del Clima, realizó las perspectivas de las condiciones en el Pacífico Ecuatorial durante el último trimestre de 2015 y el primero de 2016.

El ingeniero, Juan Arévalo, perteneciente al talento humano de esa Gerencia, indica que en el estudio realizado se puede observar que durante el mes de Septiembre, persistieron anomalías positivas de temperatura de la superficie del mar por encima de +0,5º C en todo el Pacífico ecuatorial, llegando a valores superiores a +2,0º C durante todo el mes, en los extremos central y oriental del Pacífico ecuatorial (Niño 1+2, Niño 3, Niño 3.4). El índice Niño 3.4 se incrementó respecto al mes anterior, registrando un valor de 2,4º C durante la segunda quincena del mes.

 photo Captura de pantalla 2015-10-19 a las 17.07.44.png

La información consultada indica que la probabilidad de que se mantengan condiciones típicas de un evento El Niño de fuerte intensidad, supera el 90% durante el periodo septiembre 2015 – marzo 2016. Manteniéndose por encima de 80% al menos hasta el mes de abril de 2016.

Tomando en cuenta las condiciones observadas, se estima que se mantendrán condiciones típicas de un evento El Niño de fuerte intensidad durante el transcurso de 2015 y el primer trimestre de 2016. 



Asimismo, Arévalo asegura que las condiciones típicas de eventos El Niño de fuerte intensidad se mantuvieron durante Septiembre, con un acoplamiento océano – atmósfera bien definido, que continúa mostrando indicios de un posterior fortalecimiento en lo próximos meses.

 photo Captura de pantalla 2015-10-19 a las 17.07.56.png

La anomalía del contenido de calor por debajo de la superficie del mar, hasta unos 300 metros, disminuyó ligeramente, llegando a observarse un valor aproximado de 1,6º C al final del mes, esto es, 0,3º C más frío.

 Finalmente, el ingeniero Juan Arévalo, agrega que en niveles bajos de la atmósfera, las anomalías del oeste se mantuvieron en el Pacífico occidental y central. Mientras que en niveles altos, persistieron anomalías del este en el Pacífico central y oriental.

En respuesta al acoplamiento, más convección de lo normal se observó en el Pacífico oriental y central y menos en Indonesia. Así mismo, el índice de Oscilación del Sur mantuvo valores negativos durante el transcurso mes. Bajo este contexto, la evolución del océano y la correspondiente respuesta atmosférica muestran condiciones características de un evento El Niño de fuerte intensidad.

Fuente: Texto y Gráficas Prensa Inameh

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.