[dropcap]A[/dropcap]nte la acusación presentada por el Ministerio Público, Ramón Carpio Marín (43) y Argenis Magallanes (44), admitieron haber incendiado seis hectáreas (60 mil metros cuadrados) de vegetación en Altagracia de Orituco, estado Guárico, el 14 de febrero de 2013, razón por la cual tendrán que sembrar 2.000 árboles para reponer el daño causado en la zona devastada.

El fiscal 22° en materia ambiental de esa jurisdicción, Leomar León, ratificó la acusación contra ambos hombres por incurrir en los delitos de incendio de vegetación natural y aprovechamiento de especies del patrimonio forestal, previstos y  sancionados en la Ley Penal del Ambiente.

Siembra-una-semilla

Con las manos en la masa

La audiencia preliminar se llevó a cabo ante el Tribunal 1° de Control del estado Guárico, instancia que acordó la suspensión condicional del proceso por seis meses, mientras los dos hombres cumplan con la obligación de plantar la citada cantidad de árboles, cuya tarea será supervisada por el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente con sede Altagracia de Orituco.

Carpio Marín y Magallanes fueron aprehendidos por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana el mismo día del incendio, cuando los uniformados realizaban un recorrido por una finca, ubicada en la carretera nacional, vía a Oriente.

Los funcionarios se percataron que ambos hombres se encontraban talando y aprovechando especies forestales en veda e incendiando la vegetación dentro de un Área Bajo Régimen de Administración Especial, por lo que procedieron a detenerlos.

Fuente: RV / Ministerio Público

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.