En cumplimiento con el fortalecimiento del Sistema Nacional de Parques de Venezuela, se llevó a cabo la juramentación de 30 nuevos guardaparques capacitados para emprender la tarea de resguardo y protección de este importante espacio natural, ubicado en el estado Apure, el cual está caracterizado por conservar la playa de agua dulce más grande del territorio venezolano.

José Barrios, coordinador del Parque Nacional, indicó que las mujeres y hombres han sido preparados para emprender una labor que garantice la atención al público, con recorridos de vigilancia y control en las casi 600.000 hectáreas que comprende el área.

 photo Luzardo 3.jpg

Dentro de sus principales objetivos está el preservar los principales ecosistemas que comprenden el lugar, proteger la fauna y plantas silvestres que habitan en la zona, preservar su paisaje geográfico y geológico, promover las oportunidades para la educación ambiental, la investigación científica, la recreación y el turismo.

Cabe destacar, que así como estos servidores se han incluido 11 nuevos funcionarios en el ámbito de taquilla única ecosocialista, uso público, desarrollo comunal e investigación y seguimiento ambiental, que entre sus funciones van a realizar trayectos en transporte fluvial y terrestre a lo largo y ancho del parque, para atender las necesidades de los visitantes y el Poder Popular que hace vida en el lugar.

 photo Luzardo 4.jpg

Cinaruco – Capanaparo

El Parque Nacional Santos Luzardo, también denominado Cinaruco – Capanaparo, fue consolidado como Parque Nacional el 24 de febrero de 1988, mediante Decreto Nº 2.018, con una superficie de 584.368 hectáreas conformadas por ecosistemas del llano apureño, únicos en Venezuela y representados por médanos arenosos. Se encuentra ubicado en los llanos suroccidentales del país, en jurisdicción de los municipios Achaguas y Pedro Camejo del estado Apure.

Un gran atractivo del lugar son las Galeras del Cinaruco, una formación rocosa perteneciente al Escudo Guayanés. También, están presentes los ríos que conforman islas y extensas barras arenosas, además de una hermosa y rica fauna y flora. Cada uno de estos atractivos constituye una diversidad de paisajes llaneros que resaltan la importancia del espacio recreacional como sitio de reserva y protección de complejos ecosistemas.

De la mano del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, la inclusión de estos guardianes de la naturaleza forma parte de una medida de la nueva institucionalidad y reimpulso a las políticas ambientalistas de Inparques en todo el territorio nacional, siendo el estado Apure una de las entidades beneficiadas en esta revolución ecosocialista en beneficio de nuestros patrimonios naturales protegidos.

Fuente: Manuel A. Hincapié García / Prensa Ecosocialismo y Aguas (Inparques)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.