Por Daniel Delgado / @ddjournalist

La población de El Tirano se encuentra en alerta ante la posibilidad de instalación de unos “geotubos”, que aparentemente impedirán que el litoral desaparezca en detrimento del turismo en la región, situación que propició la movilización este martes de un tribunal de la región para hacer una inspección judicial.

Alejandro Rincones, vocero de la comunidad, dijo que ya en una oportunidad habían impedido la continuación de la obra, que cuenta en este momento con el permiso de la Dirección Regional de Ambiente y del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA) a nivel nacional.

Descarga directa de aguas negras al mar

“El 6 de octubre (2011) empezaron los movimientos de tierra en la Bahía y nosotros –la comunidad- nos negamos a que se ejecutara. Fue la primera vez que la comunidad se negó a que continuaran con los trabajos. Cuando solicitamos los permisos, nos enteramos que INEA regional no había dado permiso, pero Ambiente sí. El 11 de octubre se paralizaron las obras y se comprometieron a hacer un estudio de impacto ambiental, pero a la fecha no han presentado nada. Ahora en enero de este año pretendieron seguir con lo que consideramos un crimen ambiental”, dijo el entrevistado.

El día martes 31 de enero realizaron una Asamblea de Ciudadanos en una calle de la población del Municipio Antolín del Campo y varios expertos en la materia coincidieron en que se trata de una obra que va a ser más el daño ambiental que ocasione que lo que pueda solucionar.

El Caño Punique descarga aguas negras al mar

El geólogo Iván Díaz hizo una conferencia en el sitio y se remontó a los tiempos en que no existía ni espigón ni nada invasivo de la mano del hombre: todo era natural. “Era una playa con una bahía somera, pero para los que aquí nacimos eso estaba bien”, dijo. Comentó que los problemas ambientales en la bahía se empezaron a ver con la instalación de dos espigones, en la década de los 90, que como se dieron cuenta el daño que hacían, quitaron uno (el Sur) pero el que dejaron (Norte) le agregaron metros y sigue teniendo consecuencias en la dinámica marino-costera.

Por su parte, José Luis Rodríguez, presidente de la Federación de Organizaciones y Juntas Ambientalistas (Forja) a nivel nacional, advirtió que la instalación de geotubos va en contra de la Ley de Zonas Costeras porque ésta no permite el dragado de los fondos marinos porque afecta los ecosistemas marinos. “En todo caso, se podría aprobar a través de un Plan de Ordenación Territorial o estudio de impacto ambiental, y ninguno existe”, enfatizó.

Descarga de aguas negras por parte de hoteles de la zona

Representantes del Movimiento Ecológico de Venezuela (MOVEV), también se apersonaron y afirmaron que según la experiencia en otros países los geotubos son una “estafa desde el punto de vista ambiental”, ya que más es el daño que hacen al ecosistema marino costero que el beneficio que traen. “En las operaciones de dragado que han iniciado, ya se ve cómo están contaminando la playa con lás máquinas que funcionan con combustible fósil, el ruido que hacen y los sedimentos de aguas servidas que están removiendo”, dijo Reina Díaz, vocera del Movimiento al acotar que el caso será elevado al Consejo Legislativo Regional.

A favor

A pesar de las irrefutables pruebas y los videos que se pueden apreciar en internet que muestras los desastres naturales que han ocasionado estos dispositivos, hay personas que apoyan la iniciativa. Uno de ellos es Carlos Brito vocero de ambiente de uno de los consejos comunales de El Tirano, quien alega que es para evitar que se rompan las tuberías de aguas negras que pasan debajo de la vía, a donde la playa podría llegar directamente.

Rincones denunció que detrás de la obra está el ingeniero especialista en obras marino-costeras Juan Aceituno, uno de los proyectistas de Promotora Chana, que según el entrevistado, es la responsable del “secuestro del proyecto piloto El Tirano, en el marco del Convenio Cuba Venezuela. “El ahora sale en la prensa diciendo que la obra es necesaria”.

El proyecto cuenta igualmente con la anuencia de la Alcaldía de Antolín del Campo, al mando de la alcaldesa Olga de Salazar (PSUV).

Precedentes

Muchas personas de la comunidad se preguntan insistentemente por qué si uno de los problemas ambientales más graves de la Bahía desde hace mucho tiempo es la descarga directa de aguas servidas a la playa, principalmente por el Caño Punique, el Ministerio del Ambiente se ocupa de los “geotubos” de manera tan expedita.

Otra causa de indignación es por qué si el proyecto es parte de una propuesta hecha por la Promotora Chana, la cual levantó Hoteles Chana (El Cardón y El Tirano) con recursos del gobierno nacional lo cual fue denunciado por la entonces diputada Rosario Pacheco, por lo que se abrió un expediente y resultó imputado Pedro Castillo, uno de sus directivos, actualmente prófugo de la justicia; se continúa con una acción salpicada de tanta ilegalidad.

Verdad en la red

En internet se consigue la presentación en PDF de Promotora Chana con el que planteó el proyecto de saneamiento de la Bahía. En el punto “Recomendaciones” dice: “Demoler el espigón sur, rediseñar el espigón norte, limpiar los sedimentos contaminados, eliminar las instalaciones que se encuentran sobre la berma de la playa y sanear el caño Punique (obra de altísima prioridad)”, además de la instalación de los geotubos. Pueden bajar la presentación en: http://ecoscopioweb.blogspot.com/p/recursos.html.

Crónica de un desastre anunciado

1993: colocan dos espigones en la Bahía de El Tirano lo que es el inicio del desastre ambiental

2006: El gobierno nacional presenta a la comunidad un proyecto de recuperación de la Bahía enmarcado en un convenio Cuba – Venezuela, que incluye la adecuación de obras civiles.

2007: Promotora Chana presenta a la comunidad el proyecto de recuperación de la Bahía, (aparentemente el mismo del gobierno) en el cual proponen la eliminación del espigón sur lo cual hacen ese mismo año. El proyecto ya plantea la obra de los geotubos.

2011: En octubre se retoman los trabajos del proyecto el cual logra ser paralizado por la comunidad, luego del pronunciamiento del INEA Nueva Esparta.

Enero 2012: El Ministerio del Ambiente insiste en la colocación de los geotubos, luego de obtener un permiso del INEA a nivel nacional. El Movimiento Ecológico de Venezuela se pronuncia al respecto y alerta sobre una emergencia sanitaria en la zona y en Margarita en general.

Febrero 2012: La comunidad logra que un tribunal haga una inspección judicial y para abrir así formalmente un expediente sobre el caso.

VEA EL COMUNICADO DEL MOVIMIENTO ECOLOGICO DE VENEZUELA SOBRE EL TEMA

http://ecoscopioweb.blogspot.com

Sobre el Autor: Vicepresidente de la Fundación “Somos Margarita Verde”, Periodista de la Red Socio Ambiental de Nueva Esparta y de la Coalición Venezuela por las Ballenas y Delfines. Comunicador de dilatada trayectoria profesional, se ha desempeñado como periodista en el Diario del Caribe, Nueva Prensa de Oriente, Ultimas Noticias y El Nacional entre otros. Fundador del Periódico Comunitario Norte Franco. Premio Municipal de Periodismo “Pedro Manuel Vásquez” (2001). Alcaldía de Marcano, Mención Especial del Premio de Ecoeficiencia 2010 que otorga la ONG Vitalis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.