El Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb) lanzó esta semana un alerta en el estado de Carabobo, ante la propagación del Caracol Gigante Africano (Achatina fulica), considerado una amenaza para la salud humana y el sector agropecuario.

El llamado es a tomar medidas de prevención para recolectar y exterminar la especie, la cual pudiera desencadenar problemas sanitarios porque alberga en su cuerpo parásitos causantes de diarreas y vómitos intensos.

Plaga para los cultivos

Según el Minamb, el molusco también produce daños considerables en la vegetación y a escala mundial se ha identificado como una plaga para más de 500 tipos de cultivos, entre ellas la coliflor, repollo, pepino, legumbres, cambur, lechosa, cítricos y cacao.

A través de su dependencia en Carabobo, el Ministerio divulga las características distintivas del animal para evitar que se confunda con la especie Guácara, muy común en el oriente venezolano. El caracol africano tiene una concha con franjas de color marrón claro y oscuro de forma cónica y bastante puntiaguda. Su cuerpo es oscuro, con dos pares de tentáculos.


Especie importada

Se alimenta de todo tipo de plantas, puede producir sus propios huevos (hasta mil 200 anuales) y vivir durante cuatro o cinco años. En caso de detectar algún espécimen, las autoridades recomiendan usar guantes antes de recolectar y eliminar los adultos y sus crías.

Se deben enterrar los caracoles muertos y evitar arrojarlos en quebradas, ríos, terrenos baldíos, calles o en la basura que será recogida por el servicio de aseo urbano. El Achatina fúlica es una especie exótica e invasora originaria de la costa este de África, desde donde el humano lo trasladó para usarlos como mascota, alimento o elaborar cosméticos.

Fuente: Prensa latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.