Autoridades sanitarias del estado Sucre mantienen vigilancia permanente para combatir la invasión de la mariposa conocida como Palometa peluda, informó ayer la Fundación Regional para la Salud (Fundasalud).

Con la activación de 18 estaciones de atracción y captura en ocho municipios de ese territorio oriental, acción indispensable en la fase de vuelo de esta mariposa, los especialistas pretenden controlar a este insecto.

Lesiones cutáneas

La Hylesia metabus, conocida popularmente como la Palometa peluda, es una mariposa nocturna pequeña. Las hembras adultas poseen pelos abdominales, los cuales son sumamente urticantes y que ellas utilizan para cubrir las masas de huevos, con el fin de protegerlas de parásitos y depredadores.

Los pelillos pueden ocasionar lesiones cutáneas acompañadas por picazón intensa, conjuntivitis, y raras veces trastornos respiratorios, fiebre, dolor de cabeza o nauseas.

El Gerente de Saneamiento Ambiental y Control de Endemias de Fundasalud, Gregorio Alvarado, destacó que en Sucre disminuyó la presencia de palometas peludas, producto de los planes ejecutados para combatirla.

Problema ecológico

De acuerdo con el funcionario, durante su ciclo de vuelo se hacen trampas de luz dispuestas en zonas de manglares y algunos puntos terrestres, además de tener cuadrillas de vigilancia continua y eliminación con fumigaciones fluviales y terrestres.

Las larvas del lepidóptero se reproducen en manglares localizados en el golfo de Paria (Sucre) y en los estados vecinos como Monagas y Delta Amacuro, en el oriente venezolano.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.