[dropcap]E[/dropcap]ste jueves la capital venezolana, Caracas, se viste de fiesta por el 55 aniversario de su pulmón vegetal: el Warairarepano; decretado Parque Nacional por la junta de gobierno provisional presidida por Edgar Sanabria, en el año 1958.

El cerro se encuentra ubicado en la zona centro – norte de Venezuela, en el tramo central de la Cordillera de la Costa, en la Serranía del Litoral que se eleva entre el mar Caribe, Los Valles de Caracas y Guarenas – Guatire. Por ende, es compartido por el Distrito Capital y los estados Miranda y Vargas.

gavilancarecare

Joya de la biodiversidad

Abarca una extensión de 81.900 hectáreas, custodiadas por los guardianes del Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb). El singular atractivo natural cuenta con bosques, sabanas, ríos y quebradas. En sus espacios confluyen deportistas, aventureros, ecólogos, botánicos, historiadores, entre otros.

El jaguar, picure, venado matacán, pereza, mono araguato, serpientes como cascabel, tigra mariposa y coral, son algunas de las especies faunísticas que hacen de este espacio una joya de biodiversidad tras comprender una amplia variedad de formas de vida.

En su flora se pueden distinguir los árboles micay, tapa amarilla, bucare, copey, indio desnudo, araguaney, pardillo y un conjunto de especies vegetales que hacen del lugar un paisaje esencial para el estudio ambiental, la observación y el deporte tras ser considerado como una reliquia paisajística.  Sus diversos ríos, quebradas y formaciones rocosas otorgan un atractivo natural y aportan en conjunto una impresionante vista de Caracas y el Litoral Central. 

Waraira Repano3

Belleza natural

Otro de sus atractivos es el Pico Naiguatá, el cual es el más alto del parque, con una altura de 2.765 metros sobre el nivel del mar (msnm), y donde se puede acampar en la explanada al pie de la cúspide, que es denominada anfiteatro.

Desde al área recreativa Los Venados las usuarias y usuarios podrán disfrutar de servicios como sanitarios, tomas de agua, restaurantes, kioscos con  parrilleras, mesas y asientos, teléfonos públicos, estacionamiento, además de tener un centro de información con biblioteca, auditorio y anfiteatro.

Los poblados de San Isidro de Galipán y San Francisco de Galipán conocidas por ser las poblaciones autóctonas de este sitio recreacional, aún conservan su belleza natural y arquitectónica, motivo por lo que son considerados uno de los mayores atractivos del parque.

Waraira-Repano

Sistema Teleférico Warairarepano

Uno de los principales atractivos de la ciudad capitalina es el Sistema Teleférico Warairarepano (STW), a través del cual -en cómodos funiculares de ocho puestos- se realiza el viaje desde la estación Maripérez hasta llegar a una cima situada a una altura de 2.250 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Además de las espectaculares vistas, que conectan la montaña, el mar y la ciudad, al llegar se puede disfrutar de una pista de hielo, parque infantil y restaurantes. A la par de las caminerías también se encuentran cabañas que ofertan artesanías y gastronomía típica.

Además la conexión hombre-naturaleza, que se expresa a través de sus variadas rutas de excursión cuenta en algunos casos con miradores que son predilectos para los asiduos deportistas que transitan por sus alrededores.

warairarepano2

De Ávila a Warairarepano

Originalmente el pulmón vegetal de Caracas fue el hábitat natural de nuestros antepasados, pero en la época de la colonización -tiempos de resistencia indígena- los españoles deciden llamarlo “Ávila”. Esto se debe a que los terrenos fueron cedidos a Gabriel de Ávila, encargado de desmantelar la concentración de caciques comandados por Guacaipuro. La familia Ávila conserva los territorios durante 200 años y aparece el nombre oficialmente en un Acta del Cabildo en 1774.

De esta manera, se pierde la denominación dada por sus primeros pobladores, los indígenas Caribe: “Warairarepano”. Es por ello, que el Comandante Hugo Chávez rescata el término original y dignifica al pueblo venezolano, cuando el 7 de mayo de 2011 oficializa el cambio de nombre de Parque Nacional El Ávila a Parque Nacional Warairarepano.

El Parque Nacional Warairarepano cada día nos maravilla con su esplendor y nos recuerda cuál es el norte de los pueblos del Sur. A propósito de la celebración del 55 aniversario de este ícono venezolano les recordamos que ¡vale la pena cuidarlo!

Fuente: Juseybi Navarro/ Prensa Mintur, Anays Sivira / Prensa Inparques, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.