La Guardia Costera de EEUU permitió a BP recurrir en exceso a químicos tóxicos para dispersar el crudo vertido al golfo de México, pese a una directriz federal que restringía al máximo su uso, según un nuevo informe del Congreso divulgado ayer por medios estadounidenses.

El uso por parte de la petrolera de sustancias químicas tóxicas para separar y diseminar el crudo en la superficie de las aguas no es una novedad pues ya en mayo los medios de comunicación denunciaron esa práctica, pero lo que sí consta ahora es que la Guardia Costera lo permitió e ignoró una normativa que autoriza su uso solamente en “casos raros”.

El documento, publicado hoy por The Washington Post, fue elaborado por el Subcomité de Energía y Medio Ambiente de la Cámara de Representantes, que revisó documentos de BP y del Gobierno de Estados Unidos.

El informe revela que la Guardia Costera autorizó en 74 ocasiones las peticiones de BP para usar químicos tóxicos en la superficie y también bajo el agua en la cercanía del pozo que vierte crudo desde el pasado 20 de abril, cuando explotó la plataforma de exploración.

Excepciones sospechosas

De hecho, las excepciones fueron emitidas durante 54 días y después de que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) restringiera el 26 de mayo el uso de los químicos, agrega el Congreso en la investigación.

La EPA, junto con la Guardia Costera, tomó entonces la decisión de pedir a BP que dejara de aplicar los químicos en la superficie, pero la normativa también establecía que la petrolera podía solicitar una excepción si otros esfuerzos para eliminar el crudo fracasaran.

En otras ocasiones, BP utilizó, sin embargo, más químicos de los permitidos por las excepciones aprobadas, informó por su parte la cadena CNN. Los químicos empleados por BP para dispersar la marea negra alcanzaron a menudo los 23.000 litros al día, pero también 38.000 litros e incluso 136.000, según consta en el informe.

El documento cuestiona ahora la cantidad de químicos empleada por BP en el golfo de México. La multinacional petrolera afirma que ha utilizado casi 7 millones de litros para separar el crudo. En mayo, cuando los medios de comunicación y la sociedad estadounidense comenzó a denunciar el uso de esos líquidos tóxicos, BP dijo que se trataba de químicos aprobados por la EPA y que eran los “más utilizados en la industria”.

Fuente: Agencia EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.