La Unión Europea buscará una prohibición sobre la explotación de nuevos depósitos de petróleo, carbón y gas en el Ártico para proteger una región gravemente afectada por el cambio climático, según una propuesta para la nueva estrategia ártica del bloque publicada este miércoles.

La propuesta refleja los esfuerzos de la UE para impulsar su papel en el escenario mundial, aunque tiene una influencia limitada en el Ártico. No es miembro del Consejo Ártico, el organismo de coordinación regional, aunque tres de sus estados miembros, Dinamarca, Finlandia y Suecia, sí lo son.

Obligación legal multilateral

«La UE está comprometida a garantizar que el petróleo, el carbón y el gas permanezcan en el suelo, incluso en las regiones árticas», dijo la propuesta del ejecutivo de la UE, aunque reconoció que el bloque todavía importa petróleo y gas extraídos en la región.

«Con este fin, la Comisión trabajará con socios hacia una obligación legal multilateral de no permitir ningún desarrollo adicional de reservas de hidrocarburos en el Ártico o las regiones contiguas, ni comprar tales hidrocarburos si fueran a producirse».

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, cuyo país es uno de los mayores exportadores de petróleo y gas del mundo y excava combustibles fósiles en el Ártico, dijo que Moscú eventualmente se beneficiaría de tal prohibición debido al aumento de los precios.

Una de las áreas más afectadas por el cambio climático

«Si tales decisiones conducen a una cierta volatilidad de precios, (la economía de Rusia) no sufriría tanto. Eso es porque reduciremos la producción, pero obtendremos los precios que queremos», dijo Putin en una conferencia de energía en Moscú.

El Ártico es una de las regiones más afectadas por el cambio climático. Se ha calentado tres veces más rápido que el planeta durante los últimos 50 años, provocando que el hielo que cubre la tierra y el mar se derrita, el nivel del mar se eleve y el permafrost se descongele.

La UE también tiene como objetivo, bajo su nueva estrategia, fortalecer la investigación sobre los efectos del deshielo del permafrost que puede poner en riesgo los campos petroleros y amenazar con liberar gases de efecto invernadero, así como gérmenes peligrosos encerrados en el suelo congelado.

«Más del 70% de la infraestructura del Ártico y el 45% de los campos de extracción de petróleo están construidos sobre permafrost», dijo el documento, que aún debe ser aprobado por los 27 estados miembros de la UE.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.