La compañía Royal Boon Edam Group Holding creó la puerta giratoria TQM, capaz de generar energía. El invento sirvió como prototipo para la remodelación de la cafetería de la estación de trenes Driebergen-Zeist en Holanda.

El inmueble holandés estaba destinado a ser demolido en 2013, pero la firma de arquitectos RAU, especializada en construcción sustentable, llevó a cabo una restauración en el edificio, que tiene una capacidad para albergar a 8,500 pasajeros al día.

Luz generada con el sudor de la frente

Cada vez que una persona pasa por la puerta, activa el generador y la energía se almacena para distribuir electricidad a los focos LED colocados en el techo, para así alumbrar la entrada. El dispositivo ahorra alrededor de 4,600 kW/h al año. En caso de que los focos hayan usado toda la energía, la unidad de control del sistema cambia su fuente de distribución por la fuente principal que alimenta todo el edificio.

De acuerdo con RAU, la puerta giratoria TQM puntualiza la importancia de la sustentabilidad, pues existe una interacción con el usuario, al contar con un indicador que determina la cantidad de energía que genera cada transeúnte. Otro indicador muestra si la puerta está iluminada por energía humana, para que la gente sepa de su contribución al medio ambiente.

Fuente: CNN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.