Una misteriosa enfermedad neurológica en los osos negros jóvenes de California (Ursus americanus) los está haciendo comportarse como perros de compañía, interactuando con los humanos de una manera amistosa. Aunque suena tierno, este comportamiento anormal empeora dramáticamente las posibilidades de que los osos sobrevivan en la naturaleza.

Los osos, que tienen alrededor de 1 año, parecen sufrir una forma de encefalitis infecciosa: inflamación del tejido cerebral que puede ser causada por virus, bacterias, hongos y parásitos, así como parte de una respuesta autoinmune. Pero los veterinarios no están seguros exactamente de qué está causando el problema o qué tan rápido se está propagando entre la población.

Complicado cuadro de salud

Los síntomas incluyen una inclinación prominente de la cabeza, movimientos letárgicos, temblores musculares, convulsiones, caminar en círculos y estar significativamente bajo de peso, así como una sorprendente intrepidez hacia los humanos.

“Los osos infectados llaman nuestra atención porque se acercan a las personas de una manera pacífica, amistosa y no agresiva”, dijo Ann Bryant, directora ejecutiva de la Liga BEAR (Bear Education Aversion Response) que ha estado involucrada en el rescate de osos infectados. “Su comportamiento es similar al de un perro, no al de un oso”.

En el último año, se encontraron cuatro individuos con la enfermedad, el mayor número de casos desde que se detectó por primera vez en 2014, según el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California (CDFW).

infeccion cerebral convierte a los osos en perros amigables

Triste destino

La población de osos negros en California ha aumentado de entre 10.000 a 15.000 individuos en 1982 a entre 30.000 y 40.000 en la actualidad, según el CDFW. Como resultado, los veterinarios no están demasiado preocupados por los impactos de la enfermedad en la población en general. Aunque los casos de encefalitis son raros, los síntomas han facilitado la detección de osos infectados.

“El primer oso que rescaté personalmente fue diagnosticado con encefalitis en marzo de 2018”, dijo Bryant a WordsSideKick.com. “Entró a una escuela y luego a un salón de clases donde se sentó entre los niños, comportándose como un perro amistoso”.

“Los osos que se acercan a personas que podrían tratar al animal como si fueran mansos podrían representar un peligro fácilmente”, dijo Bryant. “No me sentiría cómodo con un miembro del público tratando de manejar uno de estos, o cualquier oso”. En cambio, si alguien se encuentra con osos que muestran síntomas de encefalitis, debe informarlo al CDFW, dijo Bryant.

Desafortunadamente, este triste destino ha recaído sobre la mayoría de los osos infectados, que no pueden cuidarse a sí mismos y parecen haber sido abandonados por sus madres. Los que son rescatados a tiempo son llevados a centros de rescate donde reciben atención médica constante para mantener la inflamación del cerebro bajo control.

Se desconoce el origen de la enfermedad

“La peor parte de esta amenaza para nuestros osos es que no sabemos con certeza qué la causa”, dijo Bryant. “Lo desconocido es preocupante”. Los osos infectados son llevados al Laboratorio de Investigaciones de Vida Silvestre del CDFW, donde pueden ser tratados o, más probablemente, sacrificados debido a su mala condición física.

Se han identificado patógenos potenciales como la causa de la encefalitis, pero hasta ahora no se ha confirmado ninguno. “Hemos identificado cinco nuevos virus de osos negros, algunos de los cuales se están investigando más a fondo como posibles causas de la encefalitis”, dijo Brandon Munk, veterinario senior de vida silvestre en el Laboratorio de Investigaciones de Vida Silvestre del CDFW.

“También estamos trabajando con un laboratorio de investigación para evaluar más a fondo si un parásito protozoario podría ser la causa”. Sin embargo, también es posible que haya más de un patógeno responsable de la encefalitis, concluyó el especialista.

Fuente: https://www.livescience.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.