Un equipo internacional de científicos ha encontrado en Borneo ejemplares de los primates más raros y menos conocidos del mundo. Se trata de una especie de langur (‘Presbytis hosei canicrus’) que se creía extinguida o al borde de la desaparición. Los hallazgos, publicados en el ‘American Journal of Primatology’, confirman la existencia de este mamífero y revela que vive en una zona donde anteriormente no se sabía que existían.

El langur de Miller pertenece al pequeño género de primates Presbytis, que se encuentran en Borneo, Sumatra, Java y la península de Tailandia y Malasia. En la isla de Borneo, este simio sólo se encuentra en un pequeño rincón del noreste y su hábitat se ha reducido por los incendios, la ocupación humana y la conversión de tierras para la agricultura y la minería.

Descubrimiento sorpresa

La expedición se llevó a cabó en el bosque de Wehea, en Kalimantan este, un área de 38.000 hectáreas de bosque tropical húmedo muy bien conservado. En ese pequeño territorio se conocen al menos nueve especies de primates no humanos, como el orangután y el gibón.

«El descubrimiento fue una sorpresa ya que el bosque de Wehea se encuentra fuera del área de distribución conocida de este mono. La investigación futura se centrará en estimar su densidad de población en este bosque y en los alrededores» afirma Brent Loken, uno de los responsables del hallazgo.

Respecto al langur de Miller, fue en 2004 cuando los expertos empezaron a dar por hecho que la especie se había extinguido. Una expedición llevada a cabo en 2008 no fue capaz de encontrar ejemplares en sus áreas conocidas. Ahora, el equipo de Loken la ha encontrado después de recurrir a técnicas de localización nuevas.

Ecosistema amenazado

Estos ejemplares fueron descubiertos por los científicos con ayuda de videocámaras automáticas colocadas en la selva cerca de flora de sal mineral, a la que los monos llegan con regularidad.

El hallazgo de estos langures en la isla de Borneo dará a los científicos la oportunidad de tomar medidas para preservar esta pequeña subespecie. Sin embargo, como señalan los autores del artículo, la rápida degradación de los bosques de Borneo como resultado de la expansión de las plantaciones de palma aceitera y la extracción de carbón complican considerablemente esta tarea.

Los descubridores de la ‘extinta’ especie abogan por actuar rápido para salvar la biodiversidad del planeta: «Estamos en una carrera contra reloj para proteger a muchas especies en Borneo. Es difícil adoptar estrategias de conservación cuando ni siquiera sabemos donde viven. Necesitamos más científicos sobre el terreno».

Fuente: Diario El Mundo, RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.