De acuerdo a un estudio realizado por la ONG Elephant Voices, los mamíferos terrestres más grandes de nuestro planeta, los elefantes, están sufriendo una mutación en toda su especie y la causa estaría directamente relacionada con la caza furtiva de estos animales.

Estos increíbles seres, descendientes de los mamuts, en el siglo pasado también presentaban esta alteración genética, que abarcaba entre un 6% y 8% de su población, más que nada porque todas las hembras con colmillos habían sido asesinadas antes de llegar a reproducirse. En la actualidad este número asciende al 98%, y no existen pronósticos alentadores, ya que se espera que en un futuro cercano se llegue al 100%.

Alteración del comportamiento natural

La directora de la ONG que realizó el estudio, Joyce Poole, explicó a The Times que su organización monitoreó el desarrollo de los elefantes durante más de 30 años, y descubrieron que existe una relación directa entre la intensidad de la caza furtiva con el porcentaje de hembras nacidas sin colmillos.

Aunque esta mutación pueda proteger a los elefantes de ser víctimas de cazadores furtivos, la realidad es que puede ser también perjudicial para su supervivencia ya que los colmillos son utilizados como herramientas para alimentarse, bebe agua, levantar objetos pesados, defenderse e incluso para la exhibición sexual.

La cacería furtiva de estos animales, sumado a la destrucción de su hábitat natural, entre otros elementos, han provocado la muerte de 144 mil elefantes en un período de solamente 7 años (entre 2007 y 2014). Desde hace unos años, la especie se encuentra en peligro de extinción.

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.