En España el Instituto Tecnológico del Plástico de Valencia ha participado en el diseño del primer carro de carreras de Fórmula 3 fabricado con zanahorias, soya y papas que sustituyen a la fibra de carbono.
El uso de la fibra de carbono en la fabricación de automóviles de competición puede verse reducido al prosperar las investigaciones de la universidad inglesa de Warwick, que ha creado, en colaboración con el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), un carro de carreras con materias primas como zanahoria, soya, papa y yute.

En un comunicado, el centro de investigación informa que este será uno de los productos más novedosos que presentará en el IV Seminario Internacional sobre Biopolímeros y Composites Sostenibles que se celebrará en la ciudad española de Valencia el 7 y 8 de marzo.

Según aseguran fuentes de Aimplas, con esta iniciativa «se reduce la dependencia del petróleo para la fabricación de polímeros y se apuesta por los procesos productivos más sostenibles». La industria del motor, reclaman sus responsables, tiene que ser ahora más sostenible desde el punto de vista medioambiental y evitar de igual modo «cualquier pérdida en el rendimiento» .

100% natural

En el mostrador donde se exhibe el monoplaza, un gran panel explica cada una de las partes del vehículo y su procedencia; por ejemplo, el sillón del piloto está hecho con «fibras de lino, aceite de soya y tejido de espuma de poliéster reciclada» , mientras que los espejos y el frontal delantero proceden de fécula de papa y fibra de lino.

Este último material compone también los paneles laterales junto a la resina de botellas recicladas; los motores son de dos litros turbodiesel y biodiesel de calibración, y el volante está fabricado con polímeros derivados de la zanahoria y otras hortalizas de raíz.

Otras innovaciones

Además se presentará un nuevo envase para pollo hecho con plástico biodegradable que podrá depositarse en el contenedor de basura orgánica, y una nueva tecnología para reducir los procesos de fabricación de envases de comida que permitirá disminuir hasta en un 14 por ciento los costos de producción.

Otro de los proyectos consiste en el desarrollo de nuevos bioplásticos elaborados a partir de fibras naturales procedentes de productos como madera, celulosa o caña de azúcar, y que podrán utilizarse en la construcción, la electrónica o el embalaje.

Los asistentes a la cita podrán ver pañales elaborados en un 80 por ciento con materiales orgánicos, un teclado ecológico desarrollado por Fujitsu y los bolígrafos de pasta de maíz de la firma Paper Mate.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.