Ganaderos residentes en el parque nacional Reina Isabel de Uganda son los principales sospechosos del envenenamiento de 11 leones, calificado como una tragedia por la administración regional.

En la reserva existen alrededor de 200 leones, incluida una variedad que es capaz de trepar a los árboles, conducta inusual en esos grandes felinos, a diferencia de otros que llevan sus presas a lo alto para evitar los ataques de otros depredadores mayores.

Las muertes de esos felinos es un gran golpe para el parque, una de las principales atracciones turísticas ugandesas, lamentó Jossy Muhangi portavoz de la instalación cuya administración insiste en el traslado de la población, dedicada a la ganadería, la cual se queja de la pérdida de ejemplares por los ataques de los felinos.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.