[dropcap]N[/dropcap]umerosas personas resultaron heridas el pasado viernes durante violentos enfrentamientos entre la policía turca y manifestantes que protestan contra la planeada destrucción de un parque en el centro de Estambul.

Los enfrentamientos arrancaron sobre las 02:00 GMT, cuando la policía desalojó mediante el uso de gases lacrimógenos y chorros de agua a presión a centenares de personas que acampaban en el parque Gezi, adyacente a la céntrica plaza de Taksim.

 photo parqueturquia1.jpg

En defensa de los árboles

Los manifestantes llevaban tres días acampando entre los árboles para impedir que las excavadoras arrasaran uno de los pocos espacios verdes del centro de Estambul para preparar la construcción de un centro comercial. Según el Colegio de Médicos, hay trece heridos por traumatismo, entre ellos dos diputados de la oposición y una turistas de origen árabe, quien necesita una operación craneoencefálica.

El gobernador de Estambul, Avni Mutlu, confirmó por la tarde que hay una mujer en estado crítico, así como 12 heridos y 63 detenidos, informa la cadena NTV. Poco después, el ministro de Interior turco, Muammer Güler, rebajó el número de heridos a 7, a la vez que desmintió los insistentes rumores de que hubiera muertos. Decenas de personas sufrieron además problemas respiratorios por los gases lacrimógenos usados por la policía.

 photo parqueturquia2.jpg

La policía turca cerró el el parque con vallas, pero los enfrentamientos se sucedieron durante todo el viernes alrededor de la plaza de Taksim y en la calle Istiklal, arteria del comercio y ocio de Estambul, paralizando todas las actividades cotidianas.

Ilhan Cihaner, diputado del opositor partido CHP, señaló en declaraciones a la agencia EFE por teléfono que “la gente sólo trata de defender los árboles en el parque, pero la policía les tendió una trampa y les atacó”.

parqueturquia3

Violenta represión

La policía utilizó grandes dosis de gases lacrimógeno contra un millar de manifestantes que colocaban barricadas y en algunos puntos lanzaban adoquines contra la policía. Uno de los participantes, que se identificó como Ali, aseguró en declaraciones a la agencia EFE que las protestas seguirían hasta la noche del viernes. “Es una protesta espontánea en la que participa mucha gente de clase media, hay un enorme apoyo social. No es obra de un partido, sindicato u organización de izquierda determinada”, aseguró el manifestante cerca de la plaza Taksim.

 photo parqueturquia5.jpg

La catedrática Betül Tanbay, una de las líderes de la “Plataforma Taksim”, recordó que la demolición del parque es completamente ilegal porque el plan municipal de remodelación de esa plaza, aprobado hace año y medio, únicamente prevé la construcción de un túnel bajo la plaza, pero ninguna intervención en el parque mismo. La pretensión de reconstruir unos históricos barracones otomanos para albergar un centro comercial fue rechazada por la comisión municipal, pero el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, “rechazó el rechazo” y prometió que las obras seguirían adelante, añadió la catedrática ante la prensa.

La sexta sala del Tribunal Administrativo de Estambul emitió el fin de semana una orden de paralizar las obras, pero Tanbay duda de que se cumpla. “Están usando la fuerza bruta policial para imponer un proyecto no aprobado por el municipio”, denunció.

Fuente: EFE, ABC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.