El primer túnel ferroviario cubierto de paneles solares que envían la energía recogida a la línea que alimenta la circulación de los trenes fue presentado ayer en la localidad belga de Brasschaat (norte del país).

El túnel, de 3,4 kilómetros de longitud, estará cubierto de 16.000 paneles solares con una superficie de 50.000 metros cuadrados (unos ocho campos de fútbol).

La instalación, que estará concluida en diciembre, producirá energía suficiente como para alimentar 950 hogares y evitará la emisión de unas 2.400 toneladas anuales de CO2. La energía será inyectada en el tramo por el que circulan los trenes de alta velocidad entre Amsterdam, Bruselas y París.

Fuente: Agencia EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.