La ballena azul, un enorme cetáceo en peligro de extinción, es afectada por el alto tráfico marítimo en las aguas de la Patagonia chilena, que en un 83% proviene de la industria salmonera, reveló esta semana un nuevo estudio científico. De acuerdo con una investigación, alrededor de mil embarcaciones se desplazan diariamente en las zonas de alimentación del animal más grande del mundo.

A través de datos satelitales los científicos plasmaron como el gigante marino se mueve en el océano mientras trata de nutrirse y esquivar los barcos que navegan en el área.

Grave amenaza

Las observaciones de campo indicaron que cuando las ballenas azules comen, prácticamente sólo le prestan atención a esa actividad, y esto las hace más proclives a ser chocadas por embarcaciones, en especial, durante el horario nocturno.

Según el Programa Austral Patagonia, es sabido donde están ubicadas las ballenas, actualmente con una población baja que oscila entre 200 y 700 ejemplares. Cualquier incidente de colisión y muerte de estos animales representa una amenaza real a su conservación, alerta la fuente.

“Hasta el momento ya se produjeron colisiones fatales en el área en 2009, 2014 y 2017, así como muertes por enredo en centros de cultivo de salmón durante 2007 y 2020”, señalan los expertos.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.