Socorristas y voluntarios buscan hoy a decenas de residentes de la provincia filipina de Negros Oriental desaparecidos por deslizamientos de tierra, causados por el sismo de 6.9 grados Richter que sacudió ayer lunes el sur de Filipinas.

En medio de fuertes réplicas, de hasta 6.5 grados, los equipos de rescate intentan llegar a zonas habitadas desaparecidas bajo toneladas de tierra y lodo y en los que habrían varias familias, según un reporte de la edición electrónica del diario The Philippine Star.

Víctimas fatales y daños materiales

Las labores se centran en el distrito de Barangay Planas en la ciudad de Guihulngan, una de las zona de Negros Oriental más afectadas por el fuerte sismo de ayer, que ha cobrado la vida de al menos 52 personas, según el más reciente reporte oficial de los daños.

Autoridades locales informaron que al menos 29 personas se encontraban en Barangay Planas al momento en que se produjo el deslizamiento, que arrasó con al menos 30 casas, mientras que 10 más habrían quedado sepultadas cuando transitaba por una carretera cercana.

El gobernador destacó que hasta ahora no hay un recuento oficial sobre el número de heridos, damnificado o los daños totales causado por el movimiento telúrico, aunque destacó que lamentablemente fueron muchos, “El terremoto dañó ocho puentes, tres por completo”, destacó.


El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs) informó que hasta este mediodía, más de 900 réplicas fueron registradas, luego del sismo de 6.9 que sacudió ayer el sur del archipiélago, entre ellas una de 6.2 grados y otra de 6.5 en la noche de ayer.

Fuente: http://www.cronica.com.mx, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.