Con su abanico de intensas lluvias, inundaciones repentinas y fuertes vientos, el huracán Ida, convertido en depresión tropical, continúa sobre vastas áreas del sur de Estados Unidos. El fenómeno hidrometeorológico cayó con su furia este domingo sobre Luisiana justo cuando se cumplieron 16 años de otro huracán, el devastador Katrina, que arrasó Nueva Orleans después de tocar tierra el 29 de agosto de 2005.

Al menos cuatro personas han muerto en los estados estadounidenses de Luisiana y Misisipi, mientras avanzan las labores de búsqueda y rescate de posibles víctimas, especialmente en zonas inundadas y aisladas donde algunas personas se resistieron a evacuar.

Efectos desoladores

Las autoridades informaron sobre efectos desoladores, pues Ida quedó a 11 km/h de alcanzar la categoría máxima en la escala Saffir-Simpson (5), que mide a estos eventos por la fuerza de sus vientos. El Servicio Geológico dijo que ya Ida detuvo el flujo del río Misisippi e invirtió su cauce y que elevó el nivel de sus aguas, algo ‘extremadamente inusual’, mientras más de medio millón de clientes quedó sin servicio eléctrico.

A causa de Ida, Alabama (sureste) suspendió las clases este lunes y hoy martes, los empleados estatales no esenciales que tengan condiciones podrán trabajar desde su casa. El presidente Joe Biden, quien visitó la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), advirtió que esta es una tormenta muy peligrosa y es probable que su devastación sea inmensa.

No debemos engañarnos, expresó al comprometerse a poner ‘todo el poder del país’ en los esfuerzos de rescate y recuperación. Biden alabó el sistema federal de diques del estado, que experimentó importantes mejoras luego del desastre provocado por ‘Katrina’. Previo a la llegada del fenómeno decenas de miles de personas en Nueva Orleans y las zonas costeras de Luisiana decidieron evacuar rumbo norte ante el temor de que se repitiera la tragedia de hace 16 años.

Diques evitaron una mayor tragedia

Los diques, muros de contención y compuertas que protegen a Nueva Orleans resistieron la furia del huracán Ida, superando su prueba más dura desde que el gobierno federal gastó miles de millones de dólares para reforzar un sistema que fracasó catastróficamente cuando el huracán Katrina azotó la ciudad hace 16 años.

Sin embargo, las mejoras al sistema de protección contra inundaciones de Nueva Orleans no pudieron evitar que algunas comunidades aledañas se vieran afectadas por la destructiva marejada ciclónica de Ida. Muchos residentes de LaPlace, un suburbio en el oeste de la ciudad donde apenas se dio inicio a un proyecto de dique largamente esperado, tuvieron que ser rescatados de la crecida de las aguas.

Christina Stephens, portavoz del gobernador John Bel Edwards, dijo que las bombas en Nueva Orleans funcionaban el lunes con la energía de un generador y que operaban de manera adecuada. “El sistema de diques funcionó como se suponía”, señaló.

Recuperación a largo plazo

El gobernador Edwards aseguró que el impacto “catastrófico” del ciclón supone una recuperación a largo plazo. Ida tocó tierra hacia el medio día del domingo en Port Fourchon, un puerto petrolero en el extremo sur de Luisiana, para después hacerlo de nuevo muy cerca de allí, en Galliano.

El huracán Ida ha destruido por completo el histórico edificio de la ciudad de Nueva Orleans donde una vez trabajó un joven Louis Armstrong, informan medios locales.

En un video publicado en Twitter por Jack Royer, presentador del programa WIAT-TV, un canal de noticias de televisión de Nueva Orleans, se muestra la magnitud del daño causado al edificio que sirvió al músico para lanzar su carrera.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu, https://www.sun-sentinel.com/, https://www.efeverde.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.