Un nuevo parque eólico en Suiza debe reducir sus planes de suministrar energía renovable a fin de proteger las especies de aves vulnerables, dictaminó este miércoles la corte suprema del país.

Los planes para el nuevo parque eólico, en la región de Grenchenberg en las montañas del Jura, habían provocado la oposición de ornitólogos y conservacionistas, quienes argumentaban que interferiría con las poblaciones locales de alondras y halcones peregrinos, considerados vulnerables en Suiza.

Especies vulnerables

El parque eólico tenía como objetivo entregar 16 megavatios de energía para 2023 a través de seis nuevas turbinas eólicas, suficiente para cubrir dos tercios del consumo de electricidad de la cercana ciudad de Grenchen.

Ahora, al operador Windkraft Grenchen se le permitirá instalar solo cuatro de las seis turbinas, dictaminó la Corte Suprema, diciendo que los esfuerzos para aumentar la energía renovable deben equilibrarse con la protección de la biodiversidad y los paisajes.

«En definitiva, el factor decisivo es que las dos turbinas eólicas ubicadas más al este estarían a solo 350 y 700 metros de un nido de halcón peregrino», dijo la Corte Suprema en un comunicado. «Por lo tanto, quedan muy por debajo de la distancia mínima de 1.000 metros, que la estación ornitológica de Sempach describe como el límite más bajo justificable».

Equilibrio entre las renovables y la protección de la biodiversidad

El impulso para encontrar nuevas fuentes de energía renovable ha enfrentado a conservacionistas y activistas sociales contra los planes para aumentar masivamente las instalaciones de energía neutra en carbono, mientras el mundo busca evitar las peores consecuencias del cambio climático.

En octubre, la corte suprema de Noruega despojó a dos parques eólicos de sus licencias de operación cuando dictaminó que la construcción de los proyectos violaba los derechos de los pastores de renos indígenas. BirdLife Suiza, que había presentado la denuncia contra el parque eólico suizo, dijo que el fallo confirmaba la necesidad de equilibrar los intereses y planificar los parques eólicos en consecuencia.

«El cambio climático y la crisis de la biodiversidad son dos crisis igualmente existenciales», dijo la organización. «Uno no puede resolverse a expensas del otro». La asociación de energía eólica Suisse Eole dijo que estaba decepcionada por la decisión de la Corte Suprema. «El mayor enemigo de las aves es y sigue siendo el cambio climático», dijo su presidenta, Isabelle Chevalley.

Fuente: https://www.reuters.com, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.