Los sudafricanos acudieron a sus playas este domingo para protestar contra los planes de Royal Dutch Shell de realizar una exploración petrolera sísmica que, según dicen, amenazará la vida silvestre marina como ballenas, delfines, focas y pingüinos en un tramo costero virgen.

Un tribunal sudafricano anuló el viernes una solicitud presentada por ambientalistas para detener la exploración petrolera en la costa este del país (conocida como Costa Salvaje), rechazando como no probado su argumento de que causaría un «daño irreparable» al medio marino, especialmente a las ballenas jorobadas migratorias.

Gran preocupación

La Costa Salvaje es el hogar de algunos de los refugios de vida silvestre más tranquilos del país, y sus impresionantes áreas silvestres costeras también son un importante atractivo turístico. Al menos 1.000 manifestantes se reunieron en una playa cerca de Port Edward, según informa Reuters.

«Es absolutamente horrible que incluso estén considerando esto. ¿Mirar a tu alrededor?» dijo el manifestante Kas Wilson, señalando un tramo de playa virgen. «Es inaceptable y … lo detendremos». Shell dijo el viernes que su exploración planeada tiene la aprobación regulatoria y contribuirá significativamente a la seguridad energética de Sudáfrica si se encuentran recursos.

Pero la población local teme que la explosión sísmica llevada a cabo en más de 6.000 kilómetros cuadrados mate o espante a los peces de los que dependen para vivir. «No quiero que operen aquí porque si lo hacen no podremos pescar», dijo Toloza Mzobe, pescadora de buceo libre de 62 años, después de sacar una langosta salvaje del suelo. «¿Que vamos a comer?», se preguntó.

Las petroleras terminan haciendo lo que quieren

Los ambientalistas instan a Shell y a otras compañías petroleras a que dejen de buscar petróleo, argumentando que el mundo no tiene ninguna posibilidad de llegar a cero carbono neto para 2050 si se queman los depósitos de petróleo existentes, y mucho menos si se encuentran nuevos.

A principios de este año, un tribunal holandés ordenó a Shell que redujera las emisiones de carbono que calientan el planeta en un 45% para 2030 desde los niveles de 2019, una decisión que planean apelar.

El Ministerio de Medio Ambiente de Sudáfrica hizo una declaración a fines del mes pasado donde explican que «el ministro responsable de asuntos medioambientales … no tiene el mandato de considerar la solicitud ni de tomar una decisión sobre la autorización del estudio sísmico».

Fuente: https://www.reuters.com, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.