Un nuevo estudio sobre el destino de los ecosistemas de agua dulce publicado hoy por la revista Sustainability asegura que solo el 17% de los ríos en todo el mundo fluyen libremente y están dentro de áreas protegidas, lo que deja muchos de estos sistemas altamente amenazados, y las especies que dependen de ellos, en riesgo.

“Las poblaciones de especies de agua dulce ya han disminuido en un 84 por ciento en promedio desde 1970, siendo la degradación de los ríos una de las principales causas de esta disminución. Como fuente de alimento fundamental para cientos de millones de personas, debemos revertir esta tendencia”, dijo Ian Harrison, especialista en agua dulce de Conservation International y profesor adjunto de la Universidad del Norte de Arizona.

Nuevos objetivos de conservación mundiales

Mientras el mundo buscará establecer nuevos objetivos de conservación en la reunión de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica a finales de este año, los científicos están pidiendo a los legisladores que den prioridad a una mayor protección de los ecosistemas y especies de agua dulce y que integren mejor la conservación de la tierra y el agua.

“Los ríos que fluyen libremente y otros ecosistemas de agua dulce que funcionan naturalmente sustentan la biodiversidad y la cadena de suministro de alimentos, el agua potable, las economías y las culturas de miles de millones de personas en todo el mundo. Por lo tanto, su protección es fundamental para mantener estos valores”, dijo Jonathan Higgins, asesor científico senior de agua dulce en The Nature Conservancy.

Una coalición recién formada de expertos en recursos hídricos, incluidos representantes del mundo académico, así como del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Conservation International y The Nature Conservancy, entre otras entidades, coordinó esta colección de artículos, la primera en su tipo, centrada exclusivamente en protecciones duraderas para este tipo de ríos, con el objetivo de ofrecer un plan a los legisladores para que puedan integrar la mejor ciencia disponible en los planes de acción ambiental. No existe un marco global centrado específicamente en la protección de los ríos, y la protección del agua dulce recibe menos atención y financiación que los esfuerzos comparables para los sistemas marinos y terrestres.

Múltiples amenazas que necesitan ser visibilizadas

La colección de 15 estudios con autores de todo el mundo ofrece ejemplos de protecciones de ríos que fluyen libremente a través de la aplicación de investigación científica, leyes, políticas y la implementación sobre el terreno de estrategias de restauración y gestión.

“Estos ecosistemas se encuentran entre los más subestudiados y subprotegidos del mundo, y corren el riesgo de sufrir una mayor alteración y degradación debido a una serie de amenazas, que incluyen la construcción de presas mal ubicadas, la sobrepesca, la extracción excesiva de agua y la contaminación”, dijo Denielle Perry, geógrafa de recursos hídricos.

“Esta colección, la primera en su tipo, aborda los crecientes pedidos para proteger los ríos como corredores en un clima cambiante y por el importante papel que desempeñan en la prestación de servicios de los ecosistemas y medios de vida en todo el mundo. Estamos en un momento en el que el cambio climático y las políticas dan forma al camino del desarrollo y la gestión de nuestros recursos fluviales. Debemos actuar para proteger los ríos ahora porque no hacerlo tendrá consecuencias duraderas en las próximas décadas”, aseguró la investigadora.

Los temas del artículo abarcan desde evaluaciones globales hasta estudios de casos locales, incluida la discusión de un marco que define la protección duradera de los ríos, salvaguardándolos a través de varios mecanismos tales como el manejo adaptativo del Lago Malkumba-Coongie, un sitio Ramsar en Australia de valor biológico y cultural, la importancia de las llanuras aluviales sostenibles en el norte de África y más. El estudio también incluye ríos en India, Mongolia, México, China y Estados Unidos. Varios artículos analizan en profundidad ecosistemas de agua dulce específicos y ofrecen información que se puede aplicar en otros lugares.

La protección de los humedales es parte de la solución

“Las recomendaciones formuladas en este número especial son para una protección más progresista y un uso racional de nuestros recursos acuáticos continentales. Los humedales son una solución poderosa basada en la naturaleza para los muchos desafíos que enfrenta el mundo. Tomar medidas ahora para los humedales es fundamental para creando el futuro que queremos ”, dijo Martha Rojas Urrego, Secretaria General de la Convención de Ramsar sobre Humedales.

Mientras los legisladores se reúnen virtualmente este mes para desarrollar nuevos objetivos globales de conservación, los expertos piden mejores objetivos globales para la protección de los ríos.

Existe una clara evidencia científica del valor de los ríos que fluyen libremente, incluida su capacidad para sostener peces migratorios y entregar el sedimento necesario para mantener los deltas de los ríos, hogar de 500 millones de personas y algunas de las tierras agrícolas más productivas del planeta, y evitar que se hundan y encojan. Debido a estos valores, los investigadores están pidiendo mayores protecciones para estos recursos acuíferos como parte de las estrategias de gestión de las cuencas hidrográficas.

Fuente: https://phys.org/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.