Esta mañana se especulaba con el germinado de soya como posible origen de la infección de “E Coli”, sin embargo las primeras pruebas realizadas han descartado que sean la fuente de la epidemia en Alemania, como se había anunciado, según han informado las autoridades regionales.

Las primeras 23 pruebas de las 40 previstas no detectaron la bacteria en los brotes, según ha revelado en un comunicado el Ministerio de Agricultura de Baja Sajonia, donde se encuentra el productor señalado como supuesto foco de la enfermedad.

Un caso para Sherlock Holmes

Los expertos han examinado la mercancía de la explotación sospechosa, situada en Bienenbüttel, un pequeño pueblo situado a 80 km al sur de Hamburgo. Además, están estudiando el sistema de riego y el de ventilación en busca de la cepa 0104:H4 de ‘E. coli’.

También fue negativo el resultado de otras ocho pruebas realizadas también en Hamburgo. Fuentes del Ministerio han asegurado que los resultados definitivos no se conocerán a corto plazo.

Aún no se puede descartar

“La búsqueda es muy difícil porque desde el estallido de la epidemia ya han pasado varias semanas”, ha explicado Gert Hahne, portavoz del Ministerio. La hipótesis de las semillas germinadas era la más firme sobre el origen de la epidemia, que ya ha causado 22 muertos en Alemania y uno en Suecia, desde que la semana pasada se descartara que fue provocada por pepinos importados de España.

Los resultados de las pruebas no significan que la nueva pista quede totalmente descartada, han subrayado las autoridades. La ministra alemana de Agricultura, Ilse Aigner, ha anunciado este lunes que el consumo de brotes germinados, tomates, ensaladas y pepinos está todavía limitado.

Fuente: El Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.