Rebecca Farrar una niña británica de siete años que padece una diabetes muy agresiva que le puede provocar un coma de manera inesperada. Para eso tiene a su perra Shirley, que a través del olfato percibe el estado de salud de la niña y da la alerta si es necesario.

Shirley es una perra de raza labrador que pasa el día en la escuela velando que la vida de su compañera humana no corra peligro.

Angel guardián

Según cuenta el Daily Mail, si Shirley detecta un cambio importante, lame a Rebecca para que ella avise que algo pasa. Si no obtiene respuesta, se sentará sobre la niña y si es necesario, irá en busca del kit de pruebas médicas que hay en el salón de clase.

Rebecca Farrar, de siete años de edad, sufre una diabetes de tipo uno, lo que es muy peligroso para ella porque en cualquier momento podría tener un ataque hipoglucémico y caer en estado de coma. Rebecca no es consciente de cuando puede suceder esto, pero la extraordinaria nariz de Shirley percibe cuando los niveles de azúcar en la sangre de la niña son demasiado altos o demasiado bajos.

Una vez que la perra ha realizado su trabajo, la asistente del aula Teresa Hodgson, le hace las pruebas de azúcar a Rebecca. Si el nivel es demasiado bajo le dará un poco de azúcar, y si es muy alto le pondrá una inyección de insulina.

¡Conoce a Shirley y Rebecca en este video!

Fuente: Noticieros Telecinco, BBC,  Agencias

1 COMENTARIO

  1. Estos ejemplos nos dicen todo lo que hemos llegado a depender de los perros… Tal vez la crisis humana se deba a que la mayoría de nosotros ignoramos a estos seres tan especiales.

    Si aprendiéramos un poco más de los perros y valoráramos su vida como se lo merecen, tal vez la humanidad fuese verdaderamente humana.

    ¡Hermosa Sherley!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.