[dropcap]L[/dropcap]a desnutrición, el deficiente sistema de salud y diversos males asociados a una intensa sequía han matado en lo que va de 2014 a 311 menores de cinco años en el distrito pakistaní de Thar, explica un informe oficial.

Preparado por el gobierno de la sureña provincia de Sindh, el reporte indicó que las principales causas de muerte fueron asfixia al nacer, bajo peso, síndrome de dificultad respiratoria, neumonía, diarreas e infecciones, sobre todo cuando los nacimientos son asistidos por parteras tradicionales.

 photo pakistansequia.jpg

Dramática situación

Thar ocupa una superficie superior a los 22 mil kilómetros cuadrados y tiene una población cercana al millón y medio de personas, la mayoría de las cuales profesa el hinduismo como religión. Sometida a sequías cíclicas, y sin infraestructura de riego, la semidesértica región casi no recibió lluvias durante las dos últimas temporadas monzónicas.

La alta mortalidad infantil y de la población en general se asocia a carencias nutricionales agudizadas por la sequía y la ancestral costumbre, dictada por la religión, de solo comer productos de origen vegetal. Las cifras de niños fallecidos en el distrito son contradictorias, pues según fuentes médicas más que duplican a las reportadas por el gobierno local.

Medios de prensa reportan que decenas de aldeas de Thar han quedado vacías porque migraron en busca de fuentes de agua y pastos para sus animales. Pérdidas humanas aparte, informes parciales dan cuenta de unos 300 mil damnificados y de la muerte de miles animales de pastoreo, pero ni aquellas ni estas cifras han sido oficialmente confirmadas.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.