Variedades únicas de café, tomate, chile, frijol, maíz y otros cultivos, que se conservaban en bancos de semillas de América Latina, comenzaron a salir esta semana de sus bóvedas heladas para sembrarse en los campos.

Se trata de una iniciativa del Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos, que está trabajando con varias organizaciones latinoamericanas para sacar las semillas, algunas de más de 50 años de edad, fuera de almacenamiento y plantarlas en el campo.

Preservación de la biodiversidad

Bancos de semillas de todo el mundo han preservado por décadas la diversidad genética de los cultivos, pero no todas las semillas se pueden guardar con vida para siempre. El objetivo es sembrarlas, mientras sigan siendo viables, para producir semillas frescas.

Una vez que se logre esta renovación de semillas, los países enviarán un duplicado de los materiales a los bancos genéticos internacionales y a la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, un búnker excavado en Noruega para conservar, en caso de un gran desastre mundial, una reserva de semillas que garantice la restauración de las especies.

Unos 18 países de América Latina se han sumado al proyecto, y en total unas 88 naciones, a la búsqueda del rescate, regeneración y evaluación de las colecciones de cultivos en peligro de extinción.

Plantas «desconocidas»

Una de las colecciones de semillas más antiguas del continente es la del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), con sede en Costa Rica.

«Se hace necesario regenerar este material. Las semillas que conservamos en la cámara a -17ºC pierden con el tiempo la capacidad de germinar, así que estamos en un momento clave», indicó a la BBC William Solano, a cargo del proyecto en CATIE.

«Muchas de estas semillas son de plantas que no conocemos, así que este proceso de renovación nos sirve para una base de datos de sus principales características», agrega Solano.

«La diversidad genética en las 3.000 a 4.000 variedades de arroz que existen en el mundo, por ejemplo, permite a los agricultores desarrollar nuevas variedades de arroz más resistentes a las enfermedades, las plaga y el cambio climático», dijo Cary Fowler Director Ejecutivo del Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos.

Fuente: BBC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.