La Amazonía brasileña perdió en agosto pasado 164 kilómetros cuadrados de cobertura vegetal, la menor área para un mes de agosto desde que la deforestación de la mayor selva tropical del mundo comenzó a ser medida en 2004, según fuentes oficiales.

El área selvática destruida en agosto fue en un 38 por ciento inferior a la del mismo mes de 2010 (265 kilómetros cuadrados) y fue casi veinte veces inferior a la de agosto de 2004 (3.081 kilómetros cuadrados), según los datos divulgados por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE).

Acciones preventivas

La tasa de deforestación en agosto igualmente se ubicó por debajo de la de julio (225 kilómetros cuadrados) y de la de junio (313 kilómetros cuadrados) de este año, según el sistema de Detección de Deforestación en Tiempo Real (Deter), una tecnología del INPE que utiliza imágenes de satélite para medir la destrucción del mayor pulmón vegetal del mundo.

“El resultado muestra que las acciones (preventivas) que adoptamos a partir de abril, cuando se registró un repunte en la deforestación, tuvieron un impacto grande y vienen garantizando la reducción de la tala”, según el director de Políticas de Combate a la Deforestación del Ministerio de Medio Ambiente, Mauro Pires.

De acuerdo con el funcionario, desde abril, cuando el Deter detectó la mayor deforestación para un mes en casi un año, el Gobierno envió fiscales a las regiones más afectadas e instaló un Gabinete de Crisis para hacer frente a la situación. “Esa tendencia a la reducción de la deforestación debe mantenerse. Los datos preliminares que tenemos de septiembre son positivos”, dijo por su parte la ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.