Las muestras genéticas recogidas en 2010 en el Parque Nacional de Cat Tien, en Vietnam, confirmaron hoy la muerte del último ejemplar de una de las subespecies del rinoceronte de Java en el Sudeste Asiático a manos de la caza furtiva, según el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF).

El animal murió tras recibir disparos en sus patas y le cortaran el cuerno, uno de los productos estrella de la medicina tradicional china, con el objetivo de ser vendido en el mercado ilegal, donde puede alcanzar una cifra cercana a los 30.000 dólares.

Por culpa de la caza furtiva

La organización dedicada a la conservación de la naturaleza publicó hoy el informe titulado “La extinción del rinoceronte de Java en Vietnam” donde confirmaba la extinción de esta subespecie, que se creía desaparecida hasta que en 1988 se descubriera un pequeño grupo en las selvas de Cat Tien.

El grupo ecologista apunta en su informe a la “indiscriminada” caza furtiva existente en el país asiático como uno de los factores de la desaparición de este animal, favorecido por la “ineficaz” protección de los parques naturales en Vietnam. Otro de los factores apuntados por WWF es la desaparición del hábitat natural que amenaza, también, a otros animales de la fauna vietnamita, a causa del crecimiento de las poblaciones y la tala de los bosques.

“El único modo de conservar las especies amenazadas de Vietnam es proteger sus hábitat y terminar de una vez por todas con la caza furtiva y el comercio ilegal”, afirma Nick Cox, responsable del Programa de Especies del Gran Mekong en un comunicado.

2 de las 3 subespecies desaparecidas

Con la extinción del rinoceronte de Java de las selvas vietnamitas, dos de las tres subespecies de este animal han desaparecido, permaneciendo en Indonesia el último bastión para estos mamíferos. Se calcula que la población del rinoceronte de Java en Indonesia ronda los 50 ejemplares en libertad ubicados en el Parque Nacional de Ujung Kulon.

“Nuestro trabajo en Indonesia es cada vez más complicado. Debemos asegurarnos de que lo que ocurrió con el rinoceronte en Vietnam no se repita en Indonesia”, advierte Susie Ellis, miembro de la Fundación Internacional del Rinoceronte.

Las autoridades de Indonesia tienen un plan para trasladar un grupo de estos mamíferos a un nuevo emplazamiento con el propósito de preservar algunos especímenes en el caso de que brote una epidemia o una catástrofe natural que podría extinguir del todo a esta especie de rinoceronte.

En el mundo sobreviven cinco clases de rinocerontes y todos ellos en peligro de extinción: el blanco y el negro -ambos naturales de África-, el indio de un sólo cuerno, el de Sumatra de dos cuernos y el de Java.

Fuente: EFE, WWF, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.