[dropcap]R[/dropcap]esolver el acceso al agua potable para más de un millón 600 mil personas que viven en la Franja de Gaza fue uno de los temas discutidos durante la jornada de ayer en el VI Foro Mundial dedicado al vital líquido.

Shaddad Attili, ministro responsable de la Autoridad Palestina del Agua, informó que para atender a toda la población en esa zona se necesitan 170 millones de metros cúbicos y en la actualidad sólo se cuenta con 60 millones.

Riesgo para la población

Como consecuencia de la sobreexplotación, el nivel del manto freático desciende constantemente y permite la entrada de líquido salobre proveniente del mar, dijo Attili.

Además, la falta de una instalación de tratamiento de las aguas servidas provoca su filtración hasta las fuentes, contaminándolas y haciendo que su utilización se convierta en un riesgo para las personas.

[box_dark]“El agua que se bebe tiene un color amarillento, huele y sabe mal, pero la gente la consume porque no tiene otra opción”, agregó el funcionario palestino. Por su parte Jean Gough, del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, aseguró que los niveles de nitrato y cloruros presentes en las fuentes de la Franja de Gaza son 10 veces superiores a lo permitido por la Organización Mundial de la Salud.[/box_dark]

Soluciones

Una solución para las carencias hídricas es la construcción de una planta de desalinización, cuyo costo está calculado en 295 millones de dólares por las autoridades palestinas, los cuales deben obtenerse entre la comunidad internacional.

Francia ofreció 10 millones de euros para este proyecto y se espera que en el transcurso del VI Foro Mundial del Agua otros gobiernos y organizaciones hagan las donaciones necesarias para resolver este problema.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.