El mundo consumiría tres veces más recursos naturales para mediados de este siglo que en la actualidad, según un informe de Naciones Unidas. Se predice que la humanidad utilizará cada año alrededor de 140 mil millones de toneladas de combustibles fósiles, minerales y metales para el año 2050.

El informe es el último de una serie de reportes del Panel Internacional de Recursos, creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Consumo desmedido

Los autores llaman a que el consumo de recursos sea “desconectado” del crecimiento económico, y a que los productores hagan “más con menos”. El crecimiento de la población y de la prosperidad son los principales impulsores del crecimiento en el uso de recursos naturales, observan los creadores del estudio.

“La gente cree que los daños medioambientales son el precio que se debe pagar para el desarrollo económico de bienes. Sin embargo, no podemos y no es necesario seguir actuando como si esta disyuntiva es inevitable”, dijo el Director Ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

La combinación del crecimiento demográfico, la persistencia de altos niveles de consumo en los países industrializados, y el aumento de la demanda de bienes materiales – especialmente en países como China, India y Brasil – produjo un crecimiento en el uso de los recursos de hasta ocho veces más en el siglo XX.

Casos de prueba

El estudio muestra a China como un “caso de prueba”, ya que quieren continuar su rápido crecimiento económico, pero usar los recursos de manera más sostenible. “Las medidas que China ha introducido para conciliar estos objetivos serán de importancia crucial para todos los demás países en desarrollo con intenciones políticas similares”.

En respuesta a las conclusiones del informe, Simon Ross, director ejecutivo de la organización Asuntos de Población, dijo que el crecimiento continuo de la población mundial y el continuo aumento en el consumo eran “imposibles de sostener a largo plazo y devastadores para el ambiente a corto plazo”.

“Debemos tratar de mejorar la productividad de los recursos y pasar a niveles de consumo más equitativo”, dijo a la BBC. “Estamos en medio de lo que llamamos en el informe como la “segunda ola de urbanización”, que se traduce en 3.000 millones de personas viviendo en las ciudades”, agregó.

“El mayor crecimiento de las urbanizaciones será en países en desarrollo, por lo que una gran cantidad, una vez más, va a depender de cómo entendemos las ciudades en el desarrollo de las naciones y cómo las planean, y cómo adaptarse a un gran número de personas”.

“La ventaja de las ciudades es que ofrecen una calidad de vida con menos recursos que la misma calidad de vida fuera de ellas. Las ciudades son potencialmente clave para el uso más eficiente de los recursos, y también son crisoles para la innovación”, expresó el ambientalista.

Fuente: BBC Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.