Johanna Kaye, de 50 años, había salido con sus dos canes de raza Shih-Tzu en Yorkshire, Inglaterra cuando resbaló con el pavimento helado y perdió el conocimiento. Sus mascotas percibieron el peligro que corría su dueña y avisaron a unos operarios de una empresa de gas que trabajaban a varios metros del lugar.

“De repente, me resbalé, me golpeé la cabeza contra un muro y eso es todo lo que consigo recordar”, ha contado Johanna Kaye a la cadena BBC .

La tormenta de frío dejó la calle desierta y una temperatura de -5 ºC y de quedar sobre la nieve podía haber muerto congelada. Milly y Lady, sus dos mascotas no perdieron el tiempo cuando vieron inconsciente a su dueña.

En busca de ayuda

Por el contrario, las perritas corrieron calle abajo buscando a alguien que pudiera ayudar. Unos operarios de la empresa del gas cuentan que los animales se les acercaron y comenzaron a ladrarles.

“Los perros llegaron y comenzaron a ladrarnos. “Yo pensé qué era raro”, porque no parecían perros callejeros. “Era obvio que eran de una raza poco usual”, contó Matthews Giles, uno de los trabajadores.

El hombre aseguró que cuando se acercaba a los perros, estos se alejaban y “cuando iba a continuar trabajando, ellos volvían a acercarse y a ladrar”. “Me encantan los perros, así que decidí seguirlos”, dijo Giles.

Así fue como estos lo llevaron hasta donde estaba Johanna tumbada inconsciente. Los empleados conocían de vista a la mujer, porque cada día paseaba con sus mascotas y sabían en el edificio en el que vivía avisaron al marido de esta sobre lo sucedido.

Fuentes: BBC, Telecinco

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.