La actual “crisis” de la gripe aviar en el Reino Unido ha registrado más turbulencias esta semana. Esto es después de que se produjera la eliminación de miles de pollos en una instalación «intensiva» en Lincolnshire que suministra huevos a los principales supermercados, incluidos Aldi, Sainsbury’s y Morrisons.

Los activistas por los derechos de los animales están pidiendo al gobierno del Reino Unido que prohíba las granjas industriales a raíz de ello, ya que afirma que las condiciones hacen que las enfermedades se propaguen «como un incendio forestal».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Open Cages (@opencagesuk)

Riesgo de contagio para otras especies de aves

Open Cages, una organización benéfica de protección animal, obtuvo las imágenes en Ivy House Farm en Alford. La empresa propietaria es LJ Fairburn. Allí, produce y empaca la asombrosa cantidad de 17 millones de huevos a la semana para el consumo de los británicos.

En escenas inquietantes, las imágenes muestran miles de pollos muertos mientras se cargaban y retiraban de las instalaciones luego de un brote de gripe aviar. Según Open Cages, es probable que hayan muerto gaseados. De manera alarmante, sostiene la organización, se dejaron al aire libre carretillas de aves muertas. Esto es así a pesar de que los virus de aves están presentes en muestras de aire a más de 100 metros de las granjas infectadas y pueden contaminar a especies silvestres. Open Cages compartió las impactantes imágenes en las redes sociales.

Además, la granja declaró su brote el 11 de diciembre y, según las imágenes, estuvo sacrificando aves activamente hasta el 22 de diciembre. «Estas imágenes deberían sorprendernos más que a ellos», asegura el director ejecutivo de Open Cages, Connor Jackson. “La gripe aviar fue una vez una enfermedad muy rara entre los pollos, pero hoy en día ocurren brotes todos los años: estas imágenes ayudan a explicar por qué».

Un ambiente ideal para las enfermedades

“Cuando tomas decenas de miles de animales con estrés crónico y los apiñas en una instalación interior sucia, creas un ambiente ideal para las enfermedades. Cuanto más sufren los animales, más se estresan y menos pueden afrontar sus sistemas inmunológicos. Las enfermedades mortales como la gripe aviar pueden surgir fácilmente o dar a las cepas extranjeras el caldo de cultivo perfecto”, añade.

Trágicamente, estos pollos son solo una pequeña cantidad en comparación con los millones que ya han muerto como resultado de la influenza aviar que azota a la nación. Esto se debe a que el Reino Unido está siendo testigo del brote «más grande jamás registrado» de la cepa H5N1 de la gripe aviar. Algo que ha llevado a los funcionarios del gobierno a instalar estrictas medidas de biodiversidad en las granjas británicas.

Los animales infectados incluyen pollos, pavos, faisanes, patos e incluso cisnes. El panorama sigue siendo grave también en otros países. Esto sigue a la noticia de que se ordenó matar a 5.000 grullas y medio millón de pollos en Israel en días pasados.

Fuente: https://plantbasednews.org, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.