Una tormenta de nieve que batió récords cayó sobre Moscú este fin de semana, paralizando el tráfico, vuelos y forzando al máximo la capacidad de respuesta de las autoridades locales ante este “apocalipsis de nieve”. Los meteorólogos predicen que el clima extremo continuará batiendo récords durante los próximos días con vientos que alcanzarán velocidades de 15 a 20 metros por segundo y temperaturas muy por debajo del punto de congelación que llegaron ayer a -15ºC.

El viernes, la congestión del tráfico en la ciudad alcanzó un máximo de 10 puntos según el servicio de mapas Yandex, algo inusual incluso para Moscú, conocido por sus atascos. El departamento de transporte de la ciudad instó a los moscovitas a conducir con cuidado o cambiar al transporte público para evitar las peligrosas condiciones de la carretera. También se batió el récord de intensidad de una nevada establecido en 1973.

“Al menos volvió el invierno a la ciudad”

El tráfico aéreo de Moscú también se vio afectado, con cerca de 30 vuelos retrasados ​​y cinco cancelados. Algunos moscovitas elogiaron la tormenta de nieve. ”No había suficiente nieve en Moscú, pero ahora al menos vemos que hay invierno en la ciudad”, dijo a la AFP Vitaly Perevozchikov.

El teniente de alcalde de vivienda y servicios públicos de Moscú, Pyotr Biryukov, dijo que la ciudad haría “todo lo necesario” para garantizar que el tráfico no se acumule y las aceras estén limpias. “Los esfuerzos para limpiar las calles continuarán las 24 horas”, agregó. Se han desplegado más de 13.500 quitanieves y 60.000 trabajadores para hacer frente al clima extremo

Biryukov dijo a los periodistas que se habían desplegado más de 13.500 quitanieves y 60.000 trabajadores para hacer frente al clima extremo. A principios de esta semana, la agencia meteorológica estatal de Rusia, Rosgidromet, dijo a la AFP que la profundidad de la nieve en la capital podría alcanzar o incluso superar el récord de 77 centímetros establecido en marzo de 2013.

La portavoz de Rosgidromet, Maria Makarova, dijo que la tormenta de nieve fue el resultado de un ciclón que descendió desde el norte, primero recogió aire frío que luego se mezcló con aire caliente sobre el Mar Negro, antes de regresar hacia el centro de Rusia. Los científicos dicen que a medida que la capa superficial de los océanos se calienta debido al cambio climático, los ciclones se vuelven más poderosos y transportan más precipitaciones.

Fuente: https://phys.org, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.