Las obsoletas plantas industriales en Rusia vierten cada año unos 20 millones de toneladas de agentes tóxicos al medio ambiente, afirmó hoy una fuente del Ministerio nacional de Situaciones de Emergencia (MChS).

Se trata de más de 10.000 plantas del sector energético, metalúrgico y otros que, en su mayoría, entraron en servicio cuatro o cinco décadas atrás, agotaron hace tiempo el potencial de sus equipos tecnológicos y presentan al día de hoy altos niveles de desgaste físico y moral. Siete de cada diez empresas de este tipo se sitúan en 146 ciudades de más de cien mil habitantes.

Volumen total: 84 millones de toneladas

“Nuestra atmósfera sigue recibiendo casi 20 millones de toneladas anuales de substancias químicas y el volumen total de residuos tóxicos ya supera 84 millones de toneladas”, dijo el representante del MChS.

La mayoría de las muertes por averías en Rusia están relacionadas con “el impacto de factores químicos”, señaló. Agregó que “el número de obras peligrosas cuyos recursos técnicos y tecnológicos están agotados por completo o casi, irá aumentando a un ritmo anual del 10% a menos que se aplique un conjunto de medidas preventivas”.

Fuente: Ria Novosti, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.