Una larga y violenta tormenta se abatió sobre Roma en la mañana de este jueves, convirtiendo en ríos las callejuelas sin desagüe de la ciudad eterna y perturbando fuertemente el transporte capitalino.

A causa de la cantidad de agua acumulada en algunas calles, los autobuses no pudieron circular. Entre la colina del Capitolio y el Tíber, varios vehículos quedaron bloqueados en medio de un lago urbano.

Tormenta inesperada

El temporal de lluvia costó además la vida de un hombre de 32 años, inmigrante de Sri Lanka. Su mujer y sus dos hijos pudieron salvarse, pero él murió al quedar atrapado en su alojamiento en un subsuelo, informó Il Tempo. Su cuerpo fue encontrado por los bomberos.

El inesperado temporal arrojo además graves daños que aún no se cuantifican. Los autobuses quedaron bajo las aguas, y las estaciones de trenes más importantes fueron cubiertas por torrentes de agua, por lo cual debieron cerrar. Miles vieron a sus automóviles irse a la deriva, flotando.

La línea telefónica de emergencia de la policía 112 recibió más de 2.000 llamadas: automóviles bloqueados, casas o tiendas inundadas fueron los motivos más frecuentes.

Ante estas circunstancias, el alcalde de Roma, Gianni Alemanno, ha anunciado que pedirá al Ejecutivo que proclame el estado de «catástrofe natural» porque «no estaba prevista una intensidad de lluvia como ésta», aunque ha precisado que «todavía no hay peligro» de que se desborde el río Tíber, según informa el diario ‘Corriere della Sera’.

Se inunda el Coliseo

El Coliseo quedó inundado “como cuando se realizaban las batallas navales en tiempo de Vespasiano”, señalaba Il tempo, para expresar la gravedad de la inundación. Una parte del muro de Villa Torlonia se derrumbó, al igual que un tramo en el Muro Aureliano, partes concurridas de la historia de la ciudad, agregó el medio italiano.

En la Universidad de la Sapienza, las aulas quedaron inundadas y los muros dañados con pedazos de techos internos en el piso, informó Il Tempo.

La lluvia ha obligado también al presidente de la República, Giorgio Napolitano, a retrasar un viaje que tenía previsto a Pisa. En total han caído 7.000 rayos sobre la capital desde las doce de la noche, según ha informado el Centro Electrotécnico Experimental Italiano (CESI).

Fuentes: Europa Press, La Gran Época, AFP, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.