Los científicos estudian la experiencia de los pueblos autóctonos de Canadá para pronosticar el daño que pueden hacer a los sistemas ecológicos marinos las orcas que llegan en busca de comida a aguas árticas antes cubiertas de hielo, dice un estudio publicado en la revista Aquatic Biosystems.

El derretimiento del hielo en la región del Ártico permite a las orcas, desplazarse hacia el norte invadiendo los sistemas ecológicos donde antes no estaban presentes en absoluto o solamente “llegaban de visita”.

Cambio de conducta

Los investigadores pudieron constatar que cada población de orcas tiene su “especialización alimentaria” y que las orcas se subdividen en “sedentarias” y “vagabundas”. Las segundas prefieren cazar mamíferos marinos pequeños, mientras que las primeras se nutren de pescado.

Tras un estudio más detallado, los científicos descubrieron cinco tipos de la “dieta” de esas ballenas que habitan en los océanos Meridional (Antártico), el Atlántico y las latitudes tropicales del Pacífico.

Comprobaron que la “colonización” por las orcas del Golfo de Hudson, que comenzó en los últimos años, provoca cambios en la conducta de los mamíferos marinos más pequeños. Las potenciales víctimas se desplazan a zonas de bajos fondos y hacia la costa, donde quedan hasta terminar la incursión de las orcas. Los inuit llaman tal conducta  “el temor a las ballenas asesinas”.

Fuente: Ria Novosti, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.