Las autoridades del Reino Unido anunciaron este sábado la suspensión de la fracturación hidráulica (fracking) para extraer el gas de esquisto acumulado bajo tierra, ante el temor de que esa práctica provoque terremotos.

Según el gobierno británico, la decisión se tomó a partir de un informe de la Autoridad de Gas y Petróleo (OGA) en el que se admite la imposibilidad de predecir con seguridad la probabilidad o magnitud de los sismos asociaciones a ese método de extracción.

Los laboristas prometen prohibirlo por completo

Los ministros siempre han estado claros de que la explotación del gas de esquisto solo podrá realizarse en Inglaterra si la ciencia demuestra que es segura, sostenible y con un impacto mínimo sobre las personas que viven y trabajan en los alrededores, apunta el comunicado oficial. El texto cita además a la titular de Negocios y Energía, Andrea Leadsom, quien señaló que a pesar del “gran potencial de esa industria”, el gobierno no está convencido de que su extracción sea segura.

“Después de recibir el informe de la OGA sobre la reciente actividad sísmica en Preston New Road quedó claro que no podemos descartar futuros impactos inaceptables en la comunidad”, afirmó la funcionaria, en alusión al temblor de magnitud 2,9 registrado en esa zona de Lancashire, donde operaba la compañía Cuadrilla Resources.

Aunque no se trata de una prohibición total, el gobierno recalcó que no emitirá más licencias hasta que no se aporten otras pruebas que demuestren lo contrario. La fracturación hidráulica, muy utilizada en Estados Unidos, Canadá y Argentina, consiste en bombear hacia el subsuelo una mezcla de agua y productos químicos a alta presión, con el objetivo de fracturar las rocas y liberar el gas o el petróleo atrapado en ellas.

El primer ministro conservador Boris Johnson, quien aspira a mantenerse en el poder tras las elecciones generales adelantadas para el 12 de diciembre próximo celebró en el pasado el uso del fracking, recuerda este sábado la cadena BBC. El opositor Partido Laborista promete, por su parte, prohibir ese método extractivo, muy criticado por los grupos ambientalistas.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.