El movimiento ecologista británico Extinction Rebellion reanudó sus protestas contra la inacción del gobierno frente al cambio climático, luego de varios meses alejado de las calles del Reino Unido por la cuarentena. Los ambientalistas, que ‘calentaron motores’ con algunas acciones aisladas el pasado fin de semana, tienen planeado copar lugares céntricos de esta capital y de otras ciudades importantes del país, a pesar de que las regulaciones vigentes por la enfermedad prohíben las aglomeraciones en lugares públicos.

En el caso de Londres, el punto de reunión será la plaza ubicada frente al Parlamento británico, donde los activistas tienen previsto acampar hasta que los parlamentarios y el Ejecutivo conservador tomen medidas concretas para frenar la amenaza ambiental que se avecina.

Potencial humano para resistir y adaptarse

Extinction Rebellion, un grupo ecologista que se autodefine como un movimiento no violento y sin filiación política, asegura que solo tiene tres demandas para las autoridades: que digan la verdad sobre el peligro del cambio climático, que actúen ahora para detenerlo, y que se permita a las asambleas ciudadanas elaborar las políticas ambientalistas.

En una entrevista reciente con el portal Prensa Latina, el vocero del movimiento Rupert Read afirmó que a pesar de que el confinamiento mermó la capacidad del movimiento para generar una mayor conciencia sobre la importancia de frenar el cambio climático, la crisis cambió su visión sobre lo que se puede hacer de forma práctica y humana tanto a nivel nacional como internacional.

“Esta pandemia nos hizo ver el potencial que tenemos para resistir y adaptarnos, lo cual hace que la rebelión de septiembre sea nuestra última oportunidad, y más imperativa que nunca”, aseveró Read. De acuerdo con el activista, la situación provocada por la covid-19 hizo escalar de forma más fuerte de lo imaginable las vulnerabilidades, las dificultades de la cadena de suministros, y el sentido mismo de desastre que Extinction Rebellion y otras organizaciones “han intentado evocar a través de protestas y la resistencia activa contra un sistema fallido”.

“Depende de nosotros tomar el control de una situación en la que el gobierno está a la deriva, y la pandemia nos demostró que tenemos el poder para hacerlo. Ahora depende de nosotros preparar al Reino Unido para una escalada inevitable del cambio climático”, recalcó el activista.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.