El gobierno británico advirtió este jueves en un informe sobre los estragos que puede causar el aumento de la actividad solar en la infraestructura tecnológica de la Tierra.

De acuerdo con el documento, la actividad solar puede producir rayos X, partículas de alta energía y eyecciones de masa coronal (plasma) que pueden causar el aumento de la radiación, apagones eléctricos e interrupción del servicio de comunicación y GPS, por solo mencionar algunos de los daños.

llamaradasolar1

Clima espacial

Como ejemplo de uno de los peores casos, el informe destaca la tormenta solar de 1859, conocida como evento Carrington, que provocó el colapso de los sistemas de telégrafo en toda Europa y América del Norte. Los autores señalaron que el principal problema está en que dichos fenómenos son difíciles de predecir; por ejemplo: el evento Carrington llegó a la Tierra en tan solo 18 horas.

Lo más probable es que en el peor de los escenarios, desde la observación hasta el impacto pasarán tan solo 12 horas, añadieron los especialistas. Según el texto, aún con todos los estudios científicos existe un límite en el conocimiento de cómo se pueden mitigar los efectos del clima espacial.

Al mismo tiempo, el avance de la tecnología y la interdependencia de algunos sistemas significan que en las últimas décadas la infraestructura se volvió más vulnerable a los impactos de las tormentas solares, concluye el informe.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.