[dropcap]I[/dropcap]nvestigadores de España, Portugal, de Cabo Verde y Marruecos crearán la Red de Salud de Cetáceos de la Macaronesia para dilucidar por qué varan y mueren estos mamíferos marinos, y trabajará para crear un santuario marino en ese área del Atlántico.

Este proyecto, en el que participaran investigadores de las Islas Canarias (España), de las Azores y Madeira (Portugal) y de Cabo Verde, así como centros especializados de la región española de Andalucía y de Marruecos, fue presentado en el 42 simposio de la Asociación Europea de Mamíferos Marinos (EAAM), que organiza la Fundación Loro Parte de Santa Cruz de Tenerife.

ballenagris2

Recinto de seguridad

El simposio que concluyó este lunes y cuenta con la asistencia de unos 200 veterinarios, entrenadores y científicos vinculados con estos animales. La presidenta de la EAAM, Arlette Sgorob, dijo que de la asociación forman parte veintiocho países con el objetivo de intercambiar conocimientos para esclarecer el comportamiento de estos mamíferos marinos y ayudar a su conservación.

Antonio Fernández, catedrático de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que se encargará de la dirección de la Red de Salud de Cetáceos de la Macaronesia, declaró que el proyecto comenzó a gestarse en 2007 con el objetivo de compartir el conocimiento científico y evaluar el estado de los cetáceos en esa región del océano.

Fernández indicó que se ha unido a esta plataforma científica la universidad marroquí de Agadir y de esa forma se sentarán las bases para crear un santuario marino en la zona. Este santuario es promovido por Loro Parque, cuyo presidente, Wolfgang Kiessling, señaló que la Macaronesia es un área tan enorme del Atlántico que si se consigue desarrollar un recinto de «seguridad» para estos animales marinos se tratará de uno los pasos más importantes que en el mundo se pueden dar en este ámbito.

ballena

Protección verdadera

Comparó esta iniciativa con la que se propone en Sudáfrica, Zambia, Namibia, Zimbabue y Angola para crear una zona libre de circulación entre los cinco países para elefantes y rinocerontes, y Kiessling consideró que un santuario de cetáceos en la Macaronesia supondría que la región podría presentarse ante el mundo «de una forma excelente como unas islas más verdes todavía».

No se trata de regular el tráfico marítimo por la zona sino «de que no se pesquen ni se coman mamíferos marinos» y los animales puedan criar y vivir «en absoluta tranquilidad y sin temor a ser capturados en cualquier momento», dijo Kiessling.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.